Subversion, ese gran desconocido

Equipos de varias personas, proyectos sin fecha de finalización, corrección de bugs, nuevas funcionalidades… ¿cómo gestionáis todos esos cambios?

Me resulta difícil de creer, por no decir incomprensible, que, en la época en que vivimos, la inmensa mayoría de empresas de desarrollo de software no utilicen un mínimo sistema de control de versiones (CVS, Subversion, Sourcesafe…). Y no hablamos sólo de pymes, hablamos también de grandes consultoras con grandes proyectos de las administraciones públicas. Y es que no hay mejor cara que aquella que se te queda cuando haces update y te contesta file merged. O mejor aún, cuando has metido la pata hasta el fondo y recurres al superhéroe de la película, a revert.

Algunos pensarán, cuando hablamos de desarrollo de software, que hablamos de grandes aplicaciones o proyectos, pero están equivocados, hablamos de cualquier cosa que se programe, incluida una web.

Subversion es lo que se conoce como un sistema de control de versiones (del inglés Control Version System). Control de versiones es la gestión de los cambios y modificaciones en el código fuente de un proyecto, es decir, cada cambio que se hace en el código queda registrado de manera que en cualquier momento se puede saber quién hizo qué. Pero eso no es todo. ¿Qué ocurre cuando dos o más programadores trabajan sobre la misma aplicación y sobre los mismos ficheros de código? En un escenario normal no podrían. Uno tendría que esperar a que terminase otro para obtener la última versión, hacer sus modificaciones y pasárselo al siguiente. Obviamente eso no es ni óptimo ni deseable, tendríamos programadores esperando para poder trabajar. Subversion soluciona esto permitiendo que varios programadores trabajen sobre el mismo proyecto simultáneamente. Llegado el momento de unir todas las piezas, él lo hace por ti, es lo que se conoce como merge.

¿Qué ocurre cuando el cliente solicita cambios en tu proyecto y, cuando lo tienes terminado, da marcha atrás y prefiere que todo vuelva a estar como antes? Como no has hecho copia de seguridad del código en el estado anterior tendrías que volver a rehacer tu código para quitar lo nuevo y ajustar lo anterior. Con Subversion es tan sencillo como recuperar la versión anterior.

Lo más sorprendente es buscar gente para tu equipo de desarrollo y encontrarte con que a ninguno les suena ni CVS, ni Subversion ni nada similar. ¿Tan poco profesionalizado está el sector? Dá igual los estudios, nadie sabe lo que es y siempre les cuesta adoptar el cambio de filosofía ftp/Subversion.

Lo mejor de todo es que hoy en día no tienes que saber ningún comando manual, está todo automatizado. Eclipse tiene integración plena con Subversion, de manera que hacer commit, update o cualquier otra cosa son unos simples clicks de ratón. Pero eso no es todo, con TortoiseSVN tendremos integración plena con el explorador de archivos de Windows. De un vistazo podrás ver qué archivos has modificado, cuales están sincronizados, etc…

¿Aún no ves las ventajas?

2 comentarios en “Subversion, ese gran desconocido

  1. ¡Totalmente de acuerdo osus! Además a la gente le cuesta un poco adaptarse porque no han visto nada similar.

    Yo recomendaría empezar por TortoiseSVN y más tarde al que trabaje con eclipse puede interesarle el plugin para el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *