Diario de abordo – y 3, dos marinos a la mar, navegando por la Ría de Arousa

Antes del final de la aventura teníamos una cita pendiente en Portonovo con unos amigos llegados de Madrid para pasar unos días. Wilhelm y sus colegas no se pierden ni un año unos días por esta zona de las Rías Baixas, y es que van ya 9 seguidos.

Tras unos vinos en algún bar por las estrechas calles de Portonovo nos llevaron a cenar a un sitio de confienza al que suelen ir. Muy bien la cena y mejor la conversación, buena gente sin duda. Ya, estaréis pensando ¿y la cena? Chipirones, pimientos de padrón, empanada, arroz con cochos, sargo de la ría y tartas variadas.

Cenando en Portono

Sargos en Mesón Portonovo

A continuación y despues de una sobremesa muy entretenida, a tomar unos gintonics (sí, de esos de 4 euros) por los pubs de Portonovo. Sin duda una gran decepción, lo que fué y lo que es este encantador pueblo marinero. Es verdad que hacia bastantes años que no iba por allí, creo que desde la boda de Jaime en 2002, pero es que apenas hay gente. ¿Quién no recuerda sus empinadas y estrechas calles llenas de gente a las 2 de la madrugada? ¡Cuantas copas en la terraza de La Carpintería o en La Obra y no digamos ya los bailes en La Noche!. Todos siguen allí, pero falta la gente. Ni madrileños ni portugueses, la mayoría autóctonos, aunque se cuele alguna pontevedresa estudiante en Madrid 😉 .

Al final nos movimos a Sanxenxo ya que nuestros amigos ya sabían que habría mucho más movimiento. Atención madrileños, Sanxenxo NO es Sanjenjo ni Sanchencho. Repetid conmigo: She is beautiful. Si sabes decir ese “she”, ¿por qué te cuesta tanto decir XE? ¿A que Madrid no es Madriz ni Madrí?

En Sanxenxo, la nueva zona de copas del puerto deportivo mató también al resto del pueblo, ahora toda la noche está allí reunida hasta que te apetezca ir a Zoo. Obviamente, mucho pijerío, local y de fuera. Nos fuimos temprano dejando a nuestros amigos bien acompañados 😉 puesto que al día siguiente teníamos un buen plan.

Navegando por la Ría de Arousa

Paseando por Cambados nos habíamos encontrado un folleto publicitario: Pilota una embarcación sin titulación, con unas atractivas fotos de las embarcaciones. Por preguntar no perdemos nada, pensamos, así que llamamos para saber si era así y lo que costaba. Nos costó creer que alquilasen esas embarcaciones a cualquiera, sin haber navegado en la vida. No nos pudidos resistir. Aunque el plan inicial era Ons, tuvimos que cambiarlo.

La gente de Illas Atlánticas nos lo explicó todo bien, las barcas tienen el tamaño máximo (4m. de eslora y 2m de manga)  para que no necesites el título de Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER). Igualmente el motor es lo máximo autorizado sin título. La combinación de ambas ideas es la embarcación semirígida que alquilamos. No es una zodiac, tiene un casco rígido en V para cortar las olas y los flotadores a los lados para darle estabilidad. Según nos contaban están fabricadas expresamente para ellos, le dijeron al fabricante lo que querían y como lo querían y se las fabricaron a medida. Al parecer han tenido tanto éxito que la propia Guardia Civil ha encargado varias unidades (con más motor, po supuesto 😛 ). El equipamiento, impresionante: GPS con mapas marinos, walkie, ancla, achicador manual 😛 , hinchador manual, reparador de pinchazos 😛 y hasta un tupperware :).

Así que, dicho y hecho, el sábado a las 12 de la mañana íbamos hacia Vilanova de Arousa, donde nos esperaba la embarcación.

Vilanova de ArousaVilanova de Arousa

Tras un curso rápido donde nos enseñaron el funcionamiento del GPS, como anclar la embarcación, acelerar, encender, recoger el motor para llegar a una cala… fuimos a comer. A puntito estuvimos de acercarnos a A Illa de Arousa pues celebraban en ese momento la Festa da Navalla (fiesta de la navaja), pero como íbamos apretados de tiempo nos decidimos por un nuevo restaurante en el paseo de Vilanova. En esta ocasión me apetecían unas zamburiñas además de los ya habituales pimientos de Padrón y chipirones.

Chipirones, zamburiñas y pimientos de Padrón en Vilanova de Arousa

Zamburiñas

Y terminamos con una inmensa ración de churrasco con criollo.

Churrasco y criollos en Vilanova de Arousa

Tras rellenar el estómago partimos hacia el muelle dispuesto a emular a los barcos de la Copa del América con sus trasluchadas y sus empopadas, aunque no tuviésemos vela 😛 .

 Navegando por la Ría de Arousa

 Navegando por la Ría de Arousa

En el vídeo se aprecia la experiencia en su total magnitud, aunque en realidad mejore muchísimo más.

Repetid conmigo, esto son bateas, donde se crían esos mejillones que os coméis habitualmente. ¡Cuidado, no son públicas, no puedes robar mejillones! 😉 .

 Bateas en la Ría de ArousaBateas en la Ría de Arousa

Las vistas de la Ría desde la propia ría son impresionantes.

 Paisajes en la Ría de ArousaPaisajes en la Ría de ArousaPaisajes en la Ría de Arousa

¿Quién decía que no había medusas en aguas tan frías?

 Medusas en la Ría de Arousa

Y como dice Marcos, siempre hay quien la tiene más grande que tu. ¡Esa sí que debe correr carallo!

Más grande que la tuya

Navegando por la Ría de ArousaNavegando por la Ría de Arousa

Simplemente genial, creo que repetiremos en muchas otras ocasiones que nos encontremos por Galicia. Igualmente se lo recomendamos a todo el mundo.

Navegando por la Ría de Arousa

 

Final de la primera parte, merienda galega en Valencia

Como lo prometido es deuda, el domingo antes de emprender viaje hice acopio de viandas varias para agasajar a mis colegas y compañeros valencianos, así que organizamos una merienda/cena con lo que había traído.

 Merienda Galega en Valencia

Menudo anfitrión estoy hecho. Empanada de maíz de zamburiñas, empanada de bacalao con pasas, empanada de bonito, pimientos de padrón, tortilla, tetilla con membrillo y aperitivos varios, todo ello regado con un albariño Martín Codax. Para los postres, aguardientes de la tierra, licor café, aguardiente tostada, aguardiente de hierbas y un poquito de licor de orujo que se plimpló Xusa sin pestañear.

Empanada de maíz de zamburiñasEmpanada de bacalaoEmpanada de bonitoPimientos de Padrón

Lo mejor, sin duda, mi tortilla hecha con huevos de casa traídos a propósito gracias a mi madre 🙂 .

 Tortilla

Aquí alguno de los asistentes al evento. No fueron capaces de terminarse la comida, estos valencianos…

 Merienda Galega en Valencia

Al final apareció Javi, un colega de Pontevedra de toda la vida que acababa de llegar a Valencia pues se viene por trabajo por más de un año, habrá muchas más reuniones. ¡Tenemos una paella pendiente meu!

Javi en Valencia

De momento no hay más, pero esto no es todo… el jueves me voy unos días al sur. Os mantendré puntualmente informados 🙂 .

3 comentarios en “Diario de abordo – y 3, dos marinos a la mar, navegando por la Ría de Arousa

  1. ¡¡¡Que bien se lo pasan algunos!!! y mientras los pobres “valencianos” trabajando…. no hay derecho 😉

    Se me han puesto los dientes largos viendo tantas fantásticas viandas… un día de estos subo hasta tu tierra a disfrutarlo de primera mano, que es una de las pocas zonas de España donde no he estado de vacaciones (de trabajo sí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *