Archivo de la etiqueta: alpujarra

La Alpujarra granadina y la Alhambra

Tenía pendiente hablar del viaje que hicimos el pasado puente de la Constitución. Si el verano pasado estuvimos por la Alpujarra almeriense, esta vez nos fuimos al otro lado, a Granada, de sábado a miércoles.

Comenzamos el viaje algo temerosos debido a las intensas nevadas que habían caído los últimos días, pero cuando llegamos nos llevamos una sorpresa (en realidad decepción), apenas había rastro de nieve, hubiese sido bonito que nevase un poco.

Para alojarnos escogimos La Oveja Verde,  hotel rural de la localidad alpujarreña de Pitres. En general nos gustó mucho y el apartamento estaba muy bien equipado, no se echaba en falta absolutamente nada, desde DVD hasta tostador, pasando por microondas, calentador de agua eléctrico, exprimidor… Como pega podríamos añadir, sin duda, que el sofá y el colchón deberían mejorar, se hace pesado pasar la tarde en el apartamento en esos sillones y cuando el tiempo no acompaña no queda más remedio que hacerlo.

En la misma casa rural tenemos sino el único, uno de los escasos, restaurantes del pueblo, Restaurante El Puerto, con carta variada (pizzas, carnes, ensaldas…), más que suficiente para una comida o cena de diario. Para cañas y tapas recomiendo La Taha, en la Plaza de la Alpujarra, frente al ayuntamiento, sitio típico de cañas siempre acompañadas de sus tapas y llevado por un tío agradable y simpático. Acabamos pasando bastantes horas en él 😛 .

Este fin de semana nos sirvió para relajarnos del estrés de las semanas anteriores que, sin duda, nos hacía falta, sin embargo he de decir que terminó estresándonos el exceso de relax 😛 .

Desde Pitres hicimos unas cuantas excursiones de reconocimiento por la Alpujarra.

Trevelez

Bienvenidos al centro más turístico de la Alpujarra. A 15 km de Pitres continuando la carretera se encuentra el pueblo más alto de la Península, de 1.476 a 1.700m de altura dependiendo de en qué parte del pueblo te encuentres. Aún no me creo la de gente que allí había, parecía más un pueblo de costa en pleno agosto que uno de montaña.

El esplendor de Trevelez llegó con la ocupación musulmana que, como en casi todas partes, organizaron la estructura del pueblo, de los cultivos y las redes de regadío. Tras la Reconquista y la expulsión de los musulmanes y, posteriormente, de los moriscos (los musulmanes falsamente convertidos al cristianismo) se realiza una repoblación con gente principalmente del norte de la Península. Esto ocurriría en toda la Alpujarra.

Trevelez

TrevelezTrevelezTrevelez

Mientras todo el mundo se dedicaba a comprar jamones como si no hubiesen visto uno en su vida, nosotros decidimos subir hasta lo alto del pueblo y volver a bajar por una ruta más natural y menos congestionada, valió la pena.

Trevelez

TrevelezTrevelez

Como decía, Trevelez es jamón y jamón es Trevelez. Se aprovechan la altura y la temperatura para secarlos, dándoles un peculiar y característico sabor. No puedes irte sin tomarte, al menos, una ración de jamoncito.

A estas horas ya teníamos hambre, así que nos metimos en La Despensa de la Alpujarra, con una pinta fenomenal. Craso error. Tardaron 40 minutos en tomarnos nota y más de una hora adicional en servirnos. La respuesta de la camarera cuando le preguntamos si íbamos a comer o a merendar fué: «¿no les avisaron que tardaría un poco?«. Pues no, no me avisaron, pero si tu concepto de «un poco» son dos horas, tenéis un problema en el restaurante. Si al menos la comida fuse aceptable, pero creo que ha sido el peor chuletón a la ¿brasa? que he comido. Ni hablemos de las chuletas de cordero. En fin, lamentable. Por eso no hay ni fotos.

Pampaneira

A 7km de Pitres, esta vez hacia Lanjarón, llegamos al segundo núcleo importante de La Alpujarra. Pampaneira está situado en el Barranco de Poqueira y es, junto a Bubión y Capileira, Conjunto Histórico Artístico gracias a la conservación de la naturaleza berebere de sus calles y casas.

Pampaneira

PampaneiraPampaneiraPampaneira

Igual que ocurrió con Trevelez, y tras la rendición del reino nazarí de Granada, muchos  de sus habitantes se desplazaron a las Alpujarras, donde vivieron durante 80 años manteniendo sus costumbres hasta que fueron expulsados definitivamente. El despoblamiento fue total y hubo que repoblar las tierras, sobre todo con gallegos, sin embargo, y pese a lo que pueda parecer, es pura casualidad que muchos nombres de pueblos alpujarreños parezcan gallegos (Capileira, Poqueira, Pampaneira…), estos pueblos ya existían antes de la repoblación. Al parecer, la terminación «eira» era común en el mozárabe.

Como curiosidad, Pampaneira vive hoy en día casi exclusivamente del turismo.

La Alhambra

Finalmente nos tocaba acercarnos a Granada para visitar la Alhambra. Habíamos reservado entradas con un mes de antelación previendo que con el puente se agotarían rápidamente, pero cuando madrugamos el lunes nos llevamos una amarga sorpresa, la niebla y la lluvia hacían casi imposible coger el coche para hacer turismo, así que decidimos perder las entradas y esperar al día siguiente.

Por suerte el martes amaneció casi bien, así que nos fuimos hacia Granada esperando que hubiese entradas, como así fue, no tuvimos ningún problema, había poca gente (orientales en su mayoría).

Era mi segunda visita a la Alhambra y la verdad,  volví a sorprenderme como si fuese la primera vez que la veía. Pese a que el Patio de los Leones no tiene leones (están en proceso de restauración), la visita a los Palacios Nazaríes es sencillamente alucinante.

Aquí os muestro una bonita panorámica de La Alhambra hecha desde el mirador de San Nicolás en el barrio del Albaicín esa misma tarde. Está hecha a propósito en blanco y negro para resaltar el impacto de las nubes.

La Alhambra desde Albaicín

Palacios Nazaríes

Es la zona más conocida de la Alhambra y era la residencia oficial de los reyes de Granada. Los edificios que han llegado hasta nuestros días datan principalmente del s.XV.

Alhambra - Palacios Nazaríes

 Alhambra - Palacios NazaríesAlhambra - Palacios Nazaríes

Los Palacios Nazaríes son fiel reflejo de la delicadeza y refinamiento de los últimos gobernantes del Reino y no pasan desapercibidos al visitante, la ornamentación de las paredes e interiores demuestran una cuidada y trabajosa labor de decoración.

Alhambra - Palacios Nazaríes

Alhambra - Palacios NazaríesAlhambra - Palacios Nazaríes

Existen tres palacios, cada uno de distinta época.

  • Palacio del Mexuar. Es el más antiguo y en el que se comienza la visita.
  • Palacio de Comares. El más importante. Residencia oficial del Sultán y lugar donde se encontraba la sala del trono.
  • Palacio de los Leones. El más moderno y considerado la cumbre del arte nazarí.

Alhambra - Palacios Nazaríes

Alhambra - Palacios NazaríesAlhambra - Palacios Nazaríes

Los Palacios Nazaríes son la única zona de la Alhambra con visita controlada. Al adquirir tus entradas te dan automáticamente «cita» a una hora y tienes que ir única y exclusivamente en ese momento, si no no entras. Una vez dentro no hay ningún problema si te quieres pasar todo el día allí, pero la entrada está regulada. Nosotros esperamos hasta que toda la gente que tenía nuestra hora pasase y pudimos hacer fotos con la mayoría de estancias vacías.

Alhambra - Palacios Nazaríes

Alcazaba

Para el que no lo sepa, una alcazaba es el equivalente árabe a un castillo, la zona militar. Es la parte más antigua de todo el conjunto de la Alhambra. Se pueden ver a simple vista todas las zonas de una fortaleza: la plaza de armas, el barrio castrense (donde vivían los soldados), las tres torres, la muralla y su adarve…

Alhambra - Alcazaba

Alhambra - AlcazabaAlhambra - AlcazabaAlhambra - Alcazaba

La Torre de la Vela es la más grande, antigua Torre del Homenaje de los castillos moros. Cuando los cristianos reconquistaron Granada llevaron una enorme campana llamada «La Vela» para hacer sonar las campanadas de la victoria desde el punto más elevado de la fortaleza. Durante la Reconquista la campana se había convertido en el simbolo del cristianismo de la misma manera que la lámpara lo era al Islam.

El paisaje desde lo alto de la Torre es espectarular: Sierra Nevada, la vega, los pueblos de alrededor, el propio Albaicín

Alhambra - Alcazaba

Generalife

Es la zona ajardinada utilizada por los reyes musulmanes como lugar de descanso y recreo y dónde podían relajarse del ajetreo de palacio (que estaba a escasos metros 😛 ). Jardines, huertos y arquitectura se integran junto al agua convirtiendo el espacio en un impresionante lugar.

Alhambra - Jardines del Generalife

Alhambra - Jardines del GeneralifeAlhambra - Jardines del GeneralifeAlhambra - Jardines del Generalife

Aunque el estado que presenta hoy en día es fruto de las reformas efectuadas tras la ocupación cristiana, parte del conjunto sí que se mantiene en el mismo estado en que estaba en su momento de máximo explendor. Una de ellas y altamente sorprendente es la Escalera del Agua por cuyos pasamanos corre el agua. Tampoco debes dejar la oportunidad de disfrutar del Patio de la Acequia.

Alhambra - Jardines del Generalife

Alhambra - Jardines del GeneralifeAlhambra - Jardines del GeneralifeAlhambra - Jardines del Generalife

A diferencia de los Palacios Nazaríes, en el Generalife prima la sencillez contra la exuberancia de aquéllos, prueba de que era un lugar de intimidad y sosiego.

Tras terminar nuestra visita por la Alhambra nos acercamos al centro de Granada, dimos una vuelta por el centro, escapamos de las gitanas «quiromantes» portadoras de romero en la Catedral, tapeamos algo y de vuelta a Pitres para preparar el regreso a Valencia al día siguiente.

Por Las Alpujarras y Guadix

Como ya había comentado, me he ido 4 días a Almería, concretamente a Roquetas de Mar, a descansar de las vacaciones 😛 .

Antes de nada anunciar que hacer el ridículo en Vigo con el Karaoke de Ron Brugal sirvió para algo y fuí agraciado con dos entradas para el concierto de La Quinta Estación en Vigo, pero como no llegaban a tiempo para enviárselas a Marcos puesto que ya estoy en Valencia, las cambié por entradas para el concierto de Xàtiva al que tampoco creo que vaya 😛 .

Han sido unos días muy tranquilos y relajados que he aprovechado para combinar momentos de no hacer absolutamente nada más que piscina y chiringuito y otros más activos para conocer un poco la zona, sin olvidarnos, por supuesto, de la gastronomía.

El hotel donde me alojé estaba situado en una zona completamente turística, rodeado de complejos hoteleros y apartamentos, sin embargo, en contra de lo que esperaba, era una zona muy tranquila, de hecho demasiado tranquila, me hubiera gustado algo más de ambiente para tomar una copa por la noche (5 euros 😉 ). Debo decir que se nota la crisis desaceleración, poca gente, apartamentos vacíos y en venta o alquiler, ningún problema para aparcar… y así en toda la costa de la zona.

La primera noche, tras pasar el día entre la piscina y un paseo por la playa, acertamos con el sitio para cenar. Huyendo de los típicos locales de turistas y chiringuitos de playa nos encontramos medio escondido un restaurante que resulto ser estupendo, La Alpujarra. Cenamos gambas al pil-pil, chipirones y chuletón de buey, todo ello regado con una botella de Sangre de Toro. Mejor que veáis las fotos. El chuletón no se aprecia en su toda su magnitud, la realidad mejora enormemente la foto.

Gambas al pil-pil, Roquetas de MArPuntillitas en Roquetas de MarChuleton de buey en Roquetas de Mar

Las Alpujarras

Al día siguiente tocaba algo de turismo, que no solo de playa vive el hombre, así que nos fuimos decididos a Las Alpujarras Almerienses.

La comarca de La Alpujarra se encuentra al sur de Sierra Nevada, entre las provincias de Almería y Granada.  Durante cientos de años fue lugar de convivencia de musulmanes y gracias a ellos se desarrolló la agricultura de la zona con bancales y regadíos. Sus costumbres perviven hasta nuestros días, lo que convierte la zona en un auténtico oasis en medio del desierto (y nunca mejor dicho).

 AlboloduyAlboloduyLa Alpujarra

El paisaje es impresionante, un árido desierto montañoso con blancos pueblos enclavados. La idea era hacer una ruta completa hacia Alboloduy, Ohanes, Fondón, Laujar de Andarax, Berja y vuelta hacia Roquetas, pero de nuevo un imprevisto con el coche me hizo cambiar de opinión. Estando en medio de las montañas se me enciende el piloto de reserva, perdidos en medio de la montaña sin una gasolinera cerca y sin saber donde estaría la más cercana.

La Alpujarra

Como preguntando se llega a Roma, eso hice. A unos 20km podría repostar, pero iría en sentido contrario al de la ruta que tenía prevista, pero a ver quién hace otra cosa 😛 , así que, camino a la gasolinera. Al repostar resultó que el depósito no estaba tan vacío como parecía, era más el efecto de la inclinación por la subida, pero aún así mejor haberse asegurado. Con el cambio de planes opté por continuar esa ruta cruzando al otro lado de Las Alpujarras y llegar hasta Guadix, ya en la provincia de Granada.

El cambio de ruta provocó que no llegase a Las Alpujarras Granadinas,  zona que tenía muchas ganas de visitar. Habrá que volver 😛 .

Guadix

La verdad es que no tenía muchas referencias de Guadix, pero sonaba bien. Al final no me arrepentí ni mucho menos del cambio de planes, esconde muchas sorpresas.

Situado en la falda norte de Sierra Nevada y a escasos 60km de Granada, es uno de los primeros asentamientos humanos de la Península.

Las dos cosas que más llaman la atención del visitante son la Catedral y la Alcazaba.

Catedral de Guadix

Monumento Histórico-Artístico desde 1931, la Catedral se funda en 1492 y se construye sobre la antigua Mezquita Mayor musulmana. Su construcción se dilató durante hasta el s.XVIII, algo que se ve reflejado en la variedad de estilos presentes en su arquitectura: gótico, renacentista y barroco. Tiene tres fachadas dedicadas a la Anunciación, Santiago Apóstol y San Torcuato.

Caminando por el pueblo te cruzas con multitud de iglesias y palacetes, algunos en muy mal estado de conservación.

 GuadixGuadixGuadixCatedral de GuadixGuadixGuadix

La presencia de blasones está patente en casi cualquier edificio civil dándole un aire señorial.

GuadixGuadixPalacete en Guadix

La Alcazaba centra la vista desde cualquier mirador erguiéndose majestuosa en mitad del pueblo al que domina y defiende. Monumento Nacional desde 1931, se construye en el s.XII sobre las ruínas de una antigua fortaleza musulmana de comienzos de la invasión árabe, allá por el s.VIII.

 Alcazaba de Guadix

Guadix tiene un pintoresco barrio de cuevas trogloditas habitadas desde tiempos ancestrales. Hoy en día incluso se están habilitando como alojamientos turísticos, apartacuevas. Esculpidas en medio de sus cerros arcillosos y horadadas por puertas y ventanas enmarcadas en cal viva, se convierten en habitáculos frescos en verano y cálidos en invierno. Desde este barrio tienes unas vistas expléndidas de La Alcazaba y La Catedral.

Barrio de las Cuevas, Guadix

Barrio de las Cuevas, GuadixBarrio de las Cuevas, GuadixBarrio de las Cuevas, Guadix

A la vuelta hacia Roquetas, dirección Almería, te encuentras a mano derecha con el Castillo de La Calahorra del que ya os hablé en otra ocasión.