Archivo de la etiqueta: valencia

Monasterio de la Murta y la ruta del Pas del Pobre en Alzira

De la excursión sobre la que os hablaré hoy guardo un muy buen recuerdo, quizás sea porque es de esos sitios de los que a priori apenas conoces nada y no sabes lo que te vas a encontrar o quizás, simplemente, porque nos encantó todo, tanto el monasterio como la ruta de senderismo que existe, y es que sobre eso, queridos lectores, va el artículo de hoy. Podríamos resumirlo en algo así como senderismo histórico :P.

El primer escollo será llegar, nada claro, la verdad. Saliendo de Alzira dirección Tabernes veremos a mano derecha un desvío que señala «La Murta» y, a partir de ahí, continuamos durante unos 4km por una estrecha pista que cruza campos de naranjos hasta que llegamos al aparcamiento donde dejaremos el vehículo.

Es un recinto cerrado, por lo que al entrar deberemos dejar nuestros datos al guardia forestal, junto a la puerta de acceso hay también un plano con las distintas rutas que se pueden hacer. Para comenzar seguimos todo recto el camino hasta que nos encontramos con una cruz de hierro, a la derecha del camino veremos un pequeño sendero que asciende entre el bosque y nos lleva a la Nevera, utilizada antiguamente para guardar y mantener la nieve.

De vuelta al camino original continuamos hasta que llegamos verdaderamente a las ruinas del monasterio al que accedemos a través del puente de Felipe II que salva el barranco de la Murta, llamado así porque en 1586 el mismísimo Felipe II acudió al Monasterio.

La imagen que nos transmiten sus ruinas son terriblemente espectaculares. En estos momentos se realizan trabajos de restauración con lo que estaba completamente vallado el acceso al interior, pero bueno, digamos que nos colamos :P, no podíamos dejar pasar una oportunidad como esta.

El Monasterio de Santa María de la Murta es un antiguo claustro de la orden de los Jerónimos levantado en los s.XIV y XV, centro importante cultural y religioso de la época, como ya hemos visto, con la presencia de Felipe II o del mismísimo San Vicente Ferrer.

El s.XVI es el del verdadero esplendor del cenobio gracias a las donaciones de distintas familias, promoviéndose infinidad de obras y creándose la biblioteca.

El s.XIX marca el declive del monasterio, primero con la venta del órgano mayor y algunas pinturas fundamentalmente y, posteriormente, con la Desamortización de Mendizábal, que llevó al cierre definitivo.

En 1838 pasó a manos privadas y al abandono total, propiciando la expoliación de sus bienes, todo ello agravado con la invasión de la naturaleza que lo rodea. Es precisamente esta simbiosis entre el cenobio y el parque natural el que le da un aspecto inusitadamente majestuoso a todo el conjunto.

El GR-236 es un sendero que recupera una antigua ruta de peregrinación que unía los monasterios de La Murta en Alzira y San Jerónimo de Cotalba en Alfauir. El camino completo tiene unos 90km y discurre por antiguas sendas históricas de origen medieval. Tranquilos, nuestro camino es mucho más modesto :P.

Al final de nuestra ruta habríamos hecho unos 3,5km más o menos, completando dos hitos, la Font de la Murta y el Pas del Pobre, con unos 380m de altitud.

Desde la parte de atrás del monasterio, al lado de la piscina que recogía el agua, comenzamos verdaderamente la ruta de senderismo siguiendo precisamente la canalización que recoge el agua desde la Font de la Murta.

Remontamos el camino que discurre paralelo al agua, sin miedo pero cuidando de no resbalar ya que habrá zonas de piedra resbaladizas mientras que habrá otras de fango, pero no hay más problemas.

No desesperes, parece que el camino no lleva a ningún lado pero a mitad del sendero verás incluso los arcos de un pequeño acueducto del s.XVIII.

Continuando hacia arriba llegamos al final del sendero, junto al origen de la canalización de agua que se mete en una pequeña cueva con una puerta cerrada… desde ahí buscas entre la maleza la continuación del camino que termina encima de esa cueva precisamente, en otro sendero.

Desde ahí tienes las primeras vistas panorámicas de toda la zona, pero tendremos unas aún mejores.

Continuamos en este nuevo sendero a mano derecha y, posteriormente hacia abajo para volver al monasterio. Podríamos haber continuado también hacia arriba para llegar a la Creu del Cardenal, pero preferimos hacer la ruta del Pass del Pobre.

Como decía, de vuelta al camino por el que llegamos inicialmente la monasterio, al otro lado del puente de Felipe II, tomamos un desvío que nos lleva hacia arriba. Aquí comenzamos la verdadera marcha ya que hay algunos tramos con grandes piedras en el camino que hay que salvar y, además, la pendiente es bastante elevada, pero vale la pena.

A medida que comenzamos la ascensión vamos teniendo unas vistas fantásticas de todo el valle. El camino se haya perfectamente señalizado, no hay más que seguir las indicaciones, siempre hacia arriba, esquivando en algunos puntos la maleza.

Y llegamos al final, el alto del Pas del Pobre.

Ahí en lo alto aprovechamos para comer y descansar un poco, la subida había sido agotadora y las vistas pedían un tiempo de relajación y meditación.

Para volver, en vez de hacerlo por el mismo sendero, tomamos, al poco de bajar, un desvío a mano izquierda, bien señalizado también, que nos llevará, en vez de al monasterio, a la casa del guarda a la entrada del parque. Esta ruta es mucho más suave que la utilizamos para subir pero más prolongada, quizás hubiese sido mejor elección subir por aquí y bajar por la otra :P.

Y así regresamos a casa con muy buenas sensaciones y con la promesa de volver para subir a la Creu del Cardenal, ruta más dura que la que hicimos :P.

Albufera de Valencia

Ampliar

Con la esperada llegada del buen tiempo nos acercamos el sábado por la mañana a dar una vuelta por la Albufera. Aquí os dejo algunas fotos que dan muestra de la belleza de la zona.

A) Embarcadero

En el corazón de la Albufera se encuentra el mirador-embarcadero desde donde puedes dar un paseo en barca.


B) Centro de interpretación

Al comienzo del desvío hacia El Palmar se encuentra el Centro de Interpretacion desde donde podéis acercaos  por un pequeño sendero al centro de observación de aves ya que la Albufera es un humedal protegido, lugar de paso para miles de aves en sus trayectos migratorios.

Nunca se me había ocurrido parar aquí, suerte que en el embarcadero han puesto una caseta de información del parque y se nos ocurrió preguntar :P.









C) El Palmar

Finalizamos en El Palmar, reducto de la Valencia más tradicional, aquella de Cañas y Barro de Blasco Ibañez. Mucho ha cambiado desde entonces y el pueblo vive casi en exclusiva del turismo (gastronómico). Aún así el cultivo de arroz, además de la pesca, sigue siendo su forma de vida.

Albaida, Bocairent, Agres y el Castillo de Montesa

¡Cómo me gustan las escapaditas de fin de semana1

Hoy vamos con una por el interior de la provincia de Valencia que nos regala algunas agradables sorpresas.


Ampliar mapa

A) Albaida

Para ir desde Valencia, en vez de tomar la nueva autovía CV40, decidimos hacerlo por la antigua N340 desde Xàtiva, ya que nos ofrece unas hermosas vistas y paisajes y no tenemos prisa ninguna, vamos de excursión :P.

Comenzamos la ruta en Albaida, donde lo más destacado es la Plaza de la Villa que está rodeada por los edificios más emblemáticos del municipio: la Iglesia Arciprestal de Santa María de la Asunción (s.XVI), el Palacio de los Milà y Aragó (s.XV), la casa museo de José Segrelles, la casa de los Valcaneda (s.XVI), el museo de belenes, el museo internacional de títeres y la casa Abadía (s.XVIII).

El Palacio de los Milà y Aragó es el edificio más monumental de la ciudad. Construido a finales del s.XV, se levanta sobre las originarias murallas árabes de la ciudad del s.XIII aprovechando también las torres de defensa.

DSC_0006

El interior del palacio alberga la oficina de turismo de la localidad. La chica que la atienda fue muy amable con nosotros y no dudó en ofrecernos todo tipo de información de los alrededores que nos fueron de muchísima utilidad para movernos después. Dentro de la oficina de turismo se encuentra una gran maqueta elaborada por la asociación de belenistas del municipio que recrea Albaida en el s.XV, identificándose muy bien las zonas amuralladas, el barrio judío, etc. La chica se paró un buen rato con nosotros para explicarnos la historia de la maqueta y la distribución de la villa en la época y cómo tomaron de ejemplo la ciudad de Bocairent a la hora de recrear la forma de calles y viviendas. Por increíble que parezca, es bastante habitual que la gente de las oficinas de turismo tenga más bien pocas ganas de contarte cosas y se limitan a soltarte folletos. Da gusto encontrar estas excepciones.

B) Bocairent

Bocairent es, sin lugar a dudas, uno de los mejores tesoros de la Comunidad Valenciana. Levantado sobre un cerro, conserva el sabor árabe en las calles y plazas del casco histórico, declarado conjunto histórico-artístico.

DSC_0051

La ocupación musulmana coincide con el máximo esplendor de la villa, y su herencia es patente en todos los ámbitos de la vida del pueblo, desde la cultura y las tradiciones hasta la música y la gastronomía.

DSC_0014DSC_0013

Bocairent mantiene el espíritu árabe en los entramados de estrechas callejuelas y callejones, con subidas y bajadas bien pobladas de escaleras y en sus plazuelas.

DSC_0048 DSC_0044

Un paseo por el barrio medieval nos descubrirá rincones de gran belleza, no hay más que seguir el recorrido de fuentes y calles llenas de macetas.

DSC_0042 DSC_0041

DSC_0040DSC_0039

La mejor manera de conocer la localidad es seguir el trazado de la Ruta Mágica a través de los folletos de la oficina de turismo.

DSC_0038 DSC_0037

El paseo comienza dando un rodeo al pueblo por su lado norte, llegando al mirador de Les Covetes dels Moros, conjunto de cuevas artificiales colgadas en una pared de la montaña con ventanas hacia el exterior. Se cree que eran almacenes de grano de la época árabe.

DSC_0017DSC_0019

Continuando el recorrido avanzamos en dirección sur para posteriormente subir al barrio medieval y dejarnos llevar hasta perdernos entre sus calles.

DSC_0026

DSC_0034 DSC_0033

DSC_0047DSC_0030

C) Agres

Nuestro viaje nos lleva desde Bocairent hacia Agres, al norte de la Sierra de Mariola, un pequeño pueblo de montaña donde nos han recomendado un sitio para comer 😀 .

DSC_0073DSC_0070

DSC_0072

Para comer nos dirigimos raudos al Restaurante Mariola, justo a la entrada del pueblo. Nos lo había recomendado la chica de la oficina de turismo de Albaida, y no se equivocaba.

DSC_0069El lugar es agradable y la relación calidad-precio excelente. Estaba prácticamente lleno, así que tuvimos suerte.

Ensalada y embutidos a la plancha de primeros

DSC_0053DSC_0058

Arroz al horno y chuletas de cordero de segundos

Aquí tuvimos un problema con el camarero que nos atendía. Yo había pedido chuletón de ternera gallega y el chaval me entendió chuletas de cordero. Me trae las chuletas, le digo que no era eso, se excusa ¡y me vuelve a traer las chuletas hechas de otra forma! 😐

Al final claudiqué con las chuletas, pero al ver los chuletones que pasaban por delante de mis ojos… por cierto, los extranjeros no saben comer carne 😛 .

DSC_0063DSC_0065

Tarta de yema tostada y tarta de chocolate de postres

DSC_0066DSC_0067

Todo estaba excepcional, hay que reconocerlo, aún a pesar de quedarme sin chuletón, y el precio muy bajo para los tiempos que corren. Más que recomendable. Nosotros volveremos a probar el chuletón 😛 .

D) Castillo de Montesa

De vuelta a Valencia pasamos por el castillo de Montesa y al verlo recordé que por segunda vez me pasó lo mismo, estaba cerrado y no pudimos entrar.

DSC_0109

De origen árabe, los musulmanes permanecieron en el castillo tras la rendición de Xàtiva (1244), ofreciendo Jaime I éste y el de Vallada al alcaide de aquélla localidad, hasta que fue conquistado por Pedro el Grande en el año 1277.

Jaime II, tras la disolución en 1312 de la Orden del Temple y ante el temor de que el castillo cayese en manos de la Orden Hospitalaria, consiguió los permisos necesarios para crear la Orden de Santa María de Montesa, a la que cedió todos los derechos sobre el castillo, iniciándose entonces el periodo de mayor esplendor de la villa.

DSC_0099DSC_0093

El interior se encuentra en estado de ruina, esto es todo lo que pudimos ver desde la entrada. Los terremotos acaecidos en 1748 derrumbaron buena parte de la fortaleza, quedando el castillo abandonado desde entonces. Tras pasar por manos privadas sería recuperado por el ayuntamiento de Montesa en 1978.

DSC_0103 DSC_0102 DSC_0101 DSC_0100

El exterior está parcialmente derruido pero algunas partes están restauradas y consolidadas. Aún así los exteriores son imponentes.

DSC_0095DSC_0075

Se puede dar la vuelta completa al castillo y apreciar la inexpugabilidad del castillo por cualquiera de sus frentes, incluída la entrada con la rampa que da al acceso en alto.

DSC_0090 DSC_0089

Y hasta aquí hemos llegado, de vuelta a casa a descansar de la hermosa paliza.

Alpuente

Vamos con una visita de fin de semana.


Ampliar mapa

En esta ocasión nos acercamos a la localidad valenciana de Alpuente desde donde volvemos a Chelva dando un pequeño rodeo.

Alpuente

Es uno de los pueblos más bellos y con más historia de la Comunidad Valenciana. Se alza en un pequeño cerro que uno los montes de San Cristóbal y el Castillo quedando hundida entre barrancos y masas de rocas y nada más llegar llama la atención la pared del fondo donde un día se levantó el castillo.

DSC_0031

En Alpuente hay restos desde la Edad de Bronce pasando por íberos y romanos, pero son los árabes quienes levantan la localidad económica y culturalmente, llegando a ser Reino de Taifas independiente dentro de Al-Andalus.

En 1089 fue tomada por El Cid y posteriormente conquistada en nombre de Jaime I de Aragón, convirtiéndose en paso obligado entre los reinos de Castilla y Aragón.

En Alpuente se pueden encontrar todavía varias torres y restos de la antigua muralla y aún mantiene ese encanto que sólo algunos pueblos consiguen mantener durante tanto tiempo..

DSC_0001DSC_0002

DSC_0008

La Torre de la Aljama

LA antigua aljama constituía la puerta de entrada al recinto amurallado que servía de refugio y defensa para los habitantes de extramuros en caso de peligro. Es la torre mejor conservada de la muralla con una antigüedad de alrededor de 1000 años.

DSC_0004

DSC_0003DSC_0027

En el piso más alto se reunía la Lonja de contratación y el ayuntamiento o gobernación árabe. En la parte baja puede visitarse el Salón de las Cortes, donde se celebraron las Cortes del Reino de Valencia en 1319 y 1381.

A partir del tiempo en que Alpuente se convierte en Taifa esta torre pasa a denominarse la «Aljama» o Torre de Contratación y desde hace varios siglos funciona como ayuntamiento.

Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de la Piedad

En el año 1236 Jaime I hizo purificar una mezquita contigua al castillo dedicándola al culto cristiano bajo la advocación de Nuestra Señora de la Piedad, aunque provisionalmente, mientras se construía una iglesia nueva y de más capacidad que se terminó hacia 1376 aunque algunas partes se terminarían más tarde, como el coro (1499).

DSC_0006

Llegó a tener dos organos pero uno de ellos fue saqueado durante la Guerra Civil.

Castillo de Alpuente

En lo alto del pueblo y rodeado de profundos precipicios se encuentran los restos de lo que un día fue un importante castillo de origen árabe. Construido y derruido en varias ocasiones, hasta nosotros han llegado los restos de la última demolición tras la primera Guerra Carlista.

DSC_0025DSC_0023DSC_0022

Pueden observarse todavía restos de murallas y torreones y aljibes, poco más.

DSC_0021DSC_0020DSC_0019

El entorno alrededor de la fortaleza es impresionante.

DSC_0018DSC_0017

DSC_0016

Acueducto de Los Arcos

A un par de kilómetros de Alpuente en dirección a La Yesa nos topamos con el acueducto medieval de Los Arcos (s.XVI y XVII) que servía para abastecer de agua a los habitantes, tanto para consumo como para regadío.

DSC_0042

El arco que estaba encima del río desapareció con una riada en 1880 y fue sustituido por otro metálico, pero aún así la panorámica del acueducto es brutal.

DSC_0040DSC_0033

Icnitas de dinosaurio

Uno de los mayores atractivos culturales de Alpuente es la paleontología. Desde 1997 la Universidad de Valencia realiza excavaciones periódicas que han llevado a hallazgos sorprendentes como tres grandes dinosaurios saurópodos y otros dinosaurios herbívoros. Destaca su Museo Paleontológico.

A lo largo del camino nos encontramos con varios yacimientos de icnitas (huellas fosilizadas) de dinosaurios.

DSC_0045

Acueducto de «Peña Cortada», Chelva

Llegando al final de nuestra ruta, y ya en Chelva, tomamos el desvío hacia el acueducto. En un momento dado las indicaciones te sacan de la carretera y te llevan durante unos 10 minutos por un camino sin asfaltar, tranquilos, se puede ir con el coche medianamente bien, y desemboca en los restos de lo que un día fue un expléndido acueducto romano.

DSC_0046

Sobre las poblaciones de Tuéjar, Chelva, Calles y Domeño se han encontrado restos de este acueducto que salva grandes desniveles, documentándose más de 28km de construcción. El trozo de Chelva se llama así porque, no se sabe muy bien por qué, los ingenieros romanos decidieron cortar verticalmente un pequeño tramo de la montaña. Anda que no sabían de esto los romanos 😛 .

En este tramo apenas hay un arco y medio, pero pero son descomunales, el acueducto completo debía ser impresionante.

DSC_0050DSC_0049

Y aquí terminamos otro sábado de excursión, me gustó bastante el paseo, creo que tiene muchas más posibilidades de las que nosotros tuvimos tiempo de completar.

Castillo de Xàtiva

Hoy toca el destino más clásico para los valencianos para una escapada de fin de semana. Llevábamos muchísimo tiempo queriendo ir pero está tan cerca (60km) que siempre lo dejábamos para otro día. Finalmente un domingo aburrido y sin nada que hacer nos decidimos y, la verdad, vale la pena.

La principal refencia de Xàtiva es su castillo, enclavado imponente en la montaña a cuyos pies se extiende el pueblo. Hasta que te encuentras allí arriba no te das cuenta del tamaño real de la fortaleza ya que se extiende a lo largo y ancho de la cumbre.

imgp0781

Conquistado ya en el s.III a.c. por el cartaginés Ánibal y posteriormente por el romano Escipión, fue la principal defensa de la zona durante esta época. Su situación estratégica, con la Vía Augusta a sus piés, que llevaba de Roma a Cartagena y Cádiz a través de los Pirineos, le otorgaba una importante función de vigilancia y protección.

Tras los romanos llegaron los visigodos y en el año 714 los musulmanes donde el castillo pasó por varios momentos, desde ser reino independiente hasta depender de las taifas de Valencia o Toledo e incluso del Califato de Córdoba.

imgp0801imgp0799imgp0798imgp0795imgp0791

En 1099 El Cid fracasó en la reconquista del Castillo. Tendría que ser el gran libertador cristiano Jaime I El Conquistador el que, tras la toma de Valencia en 1244, ocupa el castillo después de cinco meses de asedio.

En el s.XV el castillo se convierte en prisión de la Corona de Aragón coincidiendo con la llegada al papado de la familia Borgia (Borja originalmente).

imgp0789

En 1707 la ciudad fue saqueada y destruida por las tropas borbónicas tras la victoria en la batalla de Almansa sobre el ejército del Archiduque de Austria.

imgp0827

Existen, pues,  dos partes bien diferenciadas en el castillo, la más antigua (Castillo Menor) y la más moderna (Castillo Mayor). El primero se correspondería con aquél íbero o cartaginés existente antes de la llegada de los romanos  (primera foto del artículo) mientras que el segundo sería ya de construcción latina (foto siguiente).

imgp0848

imgp0863imgp0856imgp0850

En resumen, una fortificación muy interesante y de gran extensión, ideal para tirarte un par de horas paseando tranquilamente por todas las salas y dependencias del castillo. Es de esos sitios donde realmente sientes que algún día se hizo vida de verdad en su interior.

El castillo te regala, además, impresionantes vistas de la comarca. En un día medianamente claro se puede ver incluso el mar.

imgp0830imgp0782imgp0782

Para comer escogimos Casa La Abuela, en el centro de Xàtiva. Habíamos tenido buenas referencias sobre este restaurante, pero al final normalito tirando bajo, la calidad no está acorde al precio.

Casa la Abuela, XativaCasa la Abuela, Xativa

Nuestro menú consistió en un sencillo entrante, dos platos y postre.

Pulpo a la parrilla con fritada de pimientos verdes y cebolla con crema de patatas

Casa La Abuela, Xativa, Pulpo

Arroz al horno de la Costera

Arroz al horno de la Costera

Arroz meloso de rape y cigalitas, con almejas del terreno y verduras

Arroz meloso de rape

Arroz meloso de rape

Selección de postres

Selección de posters

El arroz al horno, para ser la especialidad de la zona, mal, muy mal, insípido y punto.

El pulpo pasable y el arroz meloso lo mejor, bastante bueno comparado con el arroz al horno.

Y después de comer un paseo por el casco histórico de Xàtiva para bajar lo comida te hará descubrir bonitos rincones de la cuna de la familia Borgia.

imgp0757

XativaXativa

Xativa

El centro antiguo no es muy extenso ni llamativo pero muy agradable de recorrer para pasar la tarde.

Fallas 2009

Así es, un año más, estamos en fallas.

Desde hoy hasta el jueves todo da igual: calles cortadas, petardos por todas las esquinas, despertàs a las 8 de la mañana, verbenas en cada calle, niños pequeños jugando con pólvora. ¿Es que nadie trabaja? 😛 .

Mientras tanto, mascletàs, pasacalles, petardos, verbenas, conciertos, petardos, paellas, fiesta, petardos y gente, muchísima gente. Ah! y más petardos 😛 .

Todo terminará el jueves por la noche cuando todos estos monumentos (dinero) ardan con el fuego de la cremà, entonces comenzarán las del próximo año. Este año tampoco lo veré, huyo a Galicia el miércoles 😛 .

Aquí os dejo las primeras fotos de algunas fallas de este año recién plantadas, apenas tienen unas horas 🙂 .

imgp0747

imgp0736

imgp0734

imgp0745

imgp0744

imgp0743

imgp0742

imgp0741

imgp0740

imgp0738

imgp0731

imgp0730

imgp0729

imgp0728

imgp0727

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

Tras el fallido intento de acudir el viernes por la noche a las Festes de Sant Antoni en Canals (lo siento Xusa, otra vez será), nos acercamos el domingo al pueblo valenciano de Llombai a vivir en persona la recreación de la época renacentista.

image004.jpg

Vale, no es la Feira Franca de Pontevedra, pero es posiblemente la mejor fiesta/mercado/recreación (como lo quieras llamar) medieval de los que he ido en los «alrededores» de Valencia, y he estado en unos cuantos.

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

Llombai es un pequeño pueblo del interior de Valencia cuya importancia fue más bien escasa hasta que en 1494 la familia Borja, más conocida por el italianismo Borgia, compró la baronía de Llombai a la familia Centelles, con lo que, además de papas, Alejandro VII y Calixto III fueron los barones de etsas tierras. Algunos años después Carlos I concedería a Francisco de Borja el título de Marqués de Llombai, lo que convirtió el pequeño pueblo en un centro cultural y espiritual.

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

Aprovechando las fiestas patronales en honor a San Antonio Abad, Llombai recrea un mercado de la época, y no lo hace sólo con puestos en plan mercadillo, sino que gracias a la compañia «La Fragua de Vulcano» se recreará el conjunto de la sociedad de la época con multitud de representaciones en vivo: teatro, danza, cetrería, exhibiciones de oficios… Para los talleres se recrean hasta 14 casas de la época

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

El sábado por la mañana los vecinos de Llombai viajaron 500 años hacia atrás en el tiempo para revivir el Renacimiento y redescubrir la grandeza de la familia Borgia. Durante el paseo por la historia te encontrarás con todo tipo de mercaderes, artesanos, soldados, damas, caballeros, brujas, juglares, bailarinas… Todo cuidado al más mínimo detalle, desde las vestimentas hasta las herramientas están sacados de documentos de la época gracias a la labor de investigación realizada con anterioridad.

Recreación y Mercado de los Borgia en LlombaiRecreación y Mercado de los Borgia en Llombai

No faltó, tampoco, la tradicional exposición de cetrería compuesta por más de 30 aves rapaces. Creo que es la mayor que he visto nunca, búhos, águilas, halcones, buitres… a cada cual más hermosa.

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

Más de 250 personas se encargaron de recrear los desfiles militares de la época además de realizar demostraciones de duelos.

Recreación y Mercado de los Borgia en LlombaiRecreación y Mercado de los Borgia en LlombaiRecreación y Mercado de los Borgia en LlombaiRecreación y Mercado de los Borgia en LlombaiRecreación y Mercado de los Borgia en LlombaiRecreación y Mercado de los Borgia en Llombai

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

¿Qué sería de un mercado medieval sin la comida? Esta fue la nuestra: churrasco, chorizos, morcilla y una tostada gigante de jamón. Ante todo hay que mantener las tradiciones, aunque sea a pesar del colesterol 😛 .

Recreación y Mercado de los Borgia en Llombai

A las siete de la tarde del domingo los mismísimos Borgia realizaban la visita al mercado para dar su aprobación.

Os dejo el vídeo de presentación del evento.

La Bastida de Moixent (primer intento)

El pasado sábado aprovechamos para acercarnos a la localidad valenciana de Moixent, conocida por el guerrero encontrado en el poblado íbero de Les Alcusses.

Guerrero Ibero de Moixent

El poblado se encuentra a unos 8km de Moixent siguiendo la misma carretera de acceso al pueblo desde la A35, dirección Fontanars.

A nosotros se nos hizo un poco tarde así que, un par de kilómetros antes de llegar tomamos una pista de tierra en dirección a Mas Monserrat (bien señalizado), un complejo de turismo rural que conocía mi acompañante por organizar en él jornadas de formación profesionales.

Sobre una antigua masía del s.XIX completamente restaurada han creado un lugar de ocio de lo más cálido. Esta vez las fotos no son reflejo de la realidad, la niebla que había cuando terminamos de comer nos impidió fotografiar otras zonas.

imgp0664.JPGimgp0665.JPG

El restaurante nos pareció encantador y acogedor, de hecho todo el complejo lo es, pero lo mejor de todo es la relación calidad/precio, no nos lo podíamos creer. La pareja que lo lleva es muy agradable y se preocupan de sus clientes sin llegar a hacerse pesados.

imgp0656.JPGimgp0655.JPG

Este fue nuestro menú.

Fundidos de queso

imgp0658.JPG

Bacalao confitado

imgp0659.JPG

Entrecot

imgp0660.JPG

De postre, tarta de queso con membrillo

imgp0661.JPG

Todo estaba exquisito, lo que os pueda decir será poco. El trato, muy familiar y cercano. Al finalizar incluso nos invitaron a que nos acercásemos esa tarde a una cata que habían organizado en una bodega cercana para unos huéspedes del hotel, aunque al final, entre que el tiempo se puso fatal y se nos hizo algo tarde, decidimos regresar a casa.

Al terminar de comer nos dirigimos al poblado, pero como ya he comentado había caído una niebla enorme que hacía casi inútil la visita. Aún así, ya que estábamos allí, nos acercamos aunque no hicimos fotos, no valía la pena. Como si la niebla era poco, se puso a llover.

El poblado ibérico de Moixent data del x.IV a.c. y fué abandonado hacia el 328 a.c., duró apenas 100 años y se desconocen las causas de su abandono. Se encuentra en lo alto de un cerro, lo que nos deja (en teoría y si no hay niebla) unas impresionantes vistas de los alrededores. Os dejo este pdf con la historia y detalles del poblado.

Tal y como indico en el título del artículo, este fue nuestro primer intento, pero volveremos de nuevo para completar la visita que las inclemencias meteorológicas no nos dejaron hacer. De paso, aprovecharemos para comer de nuevo en Mas Montserrat.

Estampas de Valencia

Hace algunas semanas publiqué ya una serie de estampas de Pontevedra (y aquí) y de Valencia. Hoy, aprovechando la llegada de Javi, nos vamos de turismo por el centro de Valencia.

Estación del norte

Situada en pleno centro de la ciudad, es la estación principal de trenes. Fue construida a principios del s.XX y es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Su fachada está decorada con motivos vegetales, naranjas y flores de azahar en clara inspiración de la agricultura valenciana.

Estación del Norte, Valencia

Plaza de Toros

Levantada a mediados del s.XIX e inspirada en el teatro romano de Flavio Marcelo, su estilo es dórico sencillo y su estructura forma un polígono de 48 lados con un ruedo de 52 metros de diámetro

Plaza de Toros de Valencia

Edificio de Correos

Situado en plena Plaza del Ayuntamiento, se terminó de construir en 1922. Llama la atención la imponente torre de comunicaciones metálica de 30m de altura.

Edificio de Correos, Valencia
Detalle del Edificio de Correos, ValenciaDetalle del Edificio de Correos, Valencia

Ayuntamiento

Ayuntamiento de Valencia

Edificio del Banco de Valencia

Puerta de entrada a la zona más comercial de Valencia, su pintoresco estilo no deja indiferente a nadie.

Edificio del Banco de Valencia

Palacio del Marqués de Dos Aguas

Majestuoso edificio de finales del s.XVIII donde destaca la puerta de alabastro realizada por Vergara, obra maestra del llamado churrigueresco.

Palacio del Marqués de Dos Aguas, Valencia

Palacio del Marqués de Dos Aguas, Valencia

Torre de Santa Catalina

De estilo gótico es, desde el s.XVII,  parte de la iglesia del mismo nombre que permanece casi escondida entre calles. Visible subiendo desde la Calle La Paz hasta la Plaza de la Reina.

Torre de Santa Catalina, Valencia

Miguelete y Catedral de Valencia

De planta ortogonal, la construcción del Miguelete data de 1381. Es uno de los monumentos más emblemáticos de Valencia. Situado justo al lado de la fachada principal de la Catedral, se puede subir hasta su campanario por una vertiginosa escalera de caracol para disfrutar, como premio, unas impresionantes vistas de toda la ciudad. Como curiosidad, no se sabe como se pudo subir la campana de 10 toneladas, por la escalera es completamente imposible.

Miguelete y puerta Principal de la Catedral de Valencia

Catedral de ValenciaArco que conecta la Catedral con el Palacio Arzobispal, Valencia

Fuente de Neptuno en la Plaza de la Virgen

Desde 1976 esta fuente preside la Plaza de la Virgen. Representa el Río Turia y cada una de las ocho figuras femeninas que la rodea representa una de las acequias que alimentan el río.

Fuente de Neptuno, Valencia

Basílica de la Mare de Deu dels Desamparats

De especial significado para los valencianos por estar dedicada a su patrona, la Mare de Deu, más conocida comunmente como la Geperudeta. Construída a mediados del s.XVII es Monumento Histórico desde 1981.

Basilica de la Mare de Deu dels Desemparats, Valencia

Torres de Quart

Construídas en el s.XV y Monumento Nacional desde 1931, las Torres de Quart formaban parte de la antigua muralla medieval y eran la puerta de entrada a la ciudad desde Castilla.  Los agujeros que pueden observarse en las fotos fueron provocados por los proyectiles durante la Guerra de la Independencia.

Torres de Quart, Valencia

Torres de Quart, Valencia

Eso es todo por hoy. Los próximos días habrá mas que sigo por ahí de turista 😛 .

Sol, playa, paella y algo de turismo

Aprovechando que mi buen amigo Javi se ha venido a vivir a Valencia por motivos de trabajo, tenía que comenzar a enseñarle las buenas costumbres valencianas. Después de estrenar la noche valenciana el sábado, bastante pobre por cierto en pleno agosto tal y como era de esperar, nos despertamos el domingo como se debe hacer en estas fechas, en la playa. Nada más levantarnos nos fuimos al Saler a pegarnos un baño y tomarnos unas cañas en el chiringuito.

Paella Valenciana

Y llegó el momento de ir a comer. Como suele ser habitual cuando voy al Saler, la comida, sin duda, en Ca Teresa, en el mismo pueblo del Saler, buena relación calidad-precio (guiño personal: no, ni es tuyo ni lo descubriste tu 😉 ). Nuestro menú comenzó con all i pebre (guiso típico valenciano de anguila) y una fritura variada de pescados para terminar, cómo no,  con una paella valencia, la que podéis ver en la foto.

Paella Valenciana

Y Javi a punto de disfrutar de su primera paella, pero tranquilo, habra muchas más donde salgas mejor en la foto 😛 .Y además ya sabes comerla 😛 .

Javi y su primera paella valenciana

La verdad, nos hacemos mayores, no fuimos capaces de terminárnosla, sobró poco pero sobró. La próxima vez habrá que eliminar entrantes.

La Albufera de Valencia

Después de tremenda comida poco nos apetecía volver a la playa a tostarnos al sol, así que improvisamos un recorrido turístico comenzando en la albufera, al lado del Saler mismo.

Declarado Parque Natural en 1986,  la Albufera es la laguna más grande de España. Antiguamente era un golfo marino que terminó cerrado y sus aguas alimentadas por distintos barrancos y acequias. Llegó a ser más extensa de lo que es en la actualidad, pero los cultivos de arroz fueron eliminando terreno.

Albufera de Valencia

Albufera de ValenciaAlbufera de Valencia

La Albufera tiene tres canales que comunican con el mar y permiten el desagüe del lago mediante compuertas de manera que se controla el nivel del agua y se realiza la inundación de los campos de arroz.

Precisamente el cultivo de arroz alrededor de la Albufera ha creado un importante ambiente de flora y fauna donde el arroz es ya imprescindible para mantenerlo.

Sin duda Ximo podría darnos unas cuentas lecciones al respecto.

Castillo de Cullera

Siguiendo la línea de la costa llegamos hasta Cullera. He de reconocer que tengo debilidad por esta población, ahí llegué por primera vez un 1 de agosto de 1999 y ahí pasé parte de los mejores momentos de mis tres primeros años en Valencia.

No es la mejor época para visitarla puesto que ahora mismo esta llenísima de turistas. El mejor momento es, sin duda, en junio o septiembre si lo que buscas es playa. A mi me encantaba Cullera en invierno, sin calor, sin turistas, sin agobios, con el mar picado… ¡qué recuerdos!

Queríamos bañarnos pero no encontramos donde aparcar, así que nos fuimos directamente al castillo. Yo soy payaso pero Javi… en fin 😛 .

Cañon en el Castillo de Cullera

Castillo de Cullera
Castillo de CulleraCastillo de Cullera

Construido por los árabes en los siglos X y XI, el Castillo de Cullera se encuentra enclavado en una montaña desde la que domina defensivamente el golfo de Valencia y la desembocadura del Júcar que da entrada a la comarca de La Safor, de ahí su importancia histórica ya que defendía completamente Valencia desde el sur. Reconquistada Cullera por Jaime I en 1240, ordenó reconstruir el Castillo y hacerlo más elevado. Fortificado y artillado por las tropas francesas en la Guerra de la Independencia y tras haber tomado parte activa en las Guerras Carlistas, se le adosó el Santuario de la Virgen del Castillo que se puede contemplar hoy en día y que sirvió para hacer desaparecer buena parte de los elementos originales.

Castillo de Cullera

En esta panorámica, eso que se ve al fondo que parecen unos verdes prados no lo son, obviamente. No son ni más ni menos que los campos de arroz a punto de estar preparados para la segadora, el mes que viene.

Campos de arroz en Cullera

Atardecer en el Faro de Cullera

Tras pegarnos un baño en la playa de San Antoni, la principal de Cullera, y relajarnos en el chiringuito, nos dirigimos hacia el Faro, zona a la que tengo especial cariño pues ahí pasaba muchos fines de semana hace algunos años. Podéis ver el atardecer en la zona del faro con el mar batiendo contra las rocas de la costa.

Mar picado en el Faro de Cullera

Mar picado en el Faro de CulleraMar picado en el Faro de Cullera

Cuevas de Dragut

Y ya que estábamos allí mismo, vamos a ver las Cuevas de Dragut.
Según reza la historia, el 25 de mayo de 1550, Dragut, lugarteniente de Barbarroja, atacó y destruyó la ciudad de Cullera al amanecer, obteniendo un importante botín en bienes y prisioneros. Enviados rápidamente refuerzos, se utilizó una cueva para el intercambio de los prisioneros, incrementándose aún más su botín. Esta cueva es la que actualmente se conserva en el Faro de Cullera.

Cuevas de Dragut, Cullera

La cueva como tal me gustó, como museo donde pagas cinco euros, la verdad, no 😛 .

Cuevas de Dragut, Cullera

Cuevas de Dragut, CulleraCuevas de Dragut, CulleraCuevas de Dragut, Cullera

La cueva fué utilizada durante la Inquisición como sala de torturas. A lo largo del recorrido se pueden ver objetos de distintas épocas. Interesante en la sala final el bergantín, la colección de armas y los distintos tipos de banderas piratas.

Anochecer en el Faro de Cullera

Anochecer en el Faro de Cullera