Archivo de la etiqueta: comer

Cabo de Gata, Aguilas y Mazarrón

Anochecer en Cabo de Gata

Tras pasar un día tranquilo y descansando tirado en una tumbona y moviéndome nada más que para tomar unas cañas y unos pinchos, me acerqué al Cabo de Gata cuando el atardecer se convierte en anochecer. No puedo entender que no haya más gente haciendo turismo a esas horas. La carretera de acceso al faro llega un momento que hace que se te pongan de corbata puesto que apenas cabe tu coche y es de doble sentido… Ya se sabe que hay un gallego en la luna, así que teníamos que encontrarnos unos cuantos en este punto tan distante de la terriña.

Anochecer en Cabo de Gata

Anochecer en Cabo de Gata

Cabo de GataCabo de GataFaro de Cabo de GataFaro de Cabo de Gata

Continuamos viaje hacia San José, ya anocheciendo, recorriendo el Parque Natural Cabo de Gata – Nijar. Es uno de los centros turísticos más importantes de Almería. Formado en torno a pequeño pueblo pesquero, ha ido creciendo a lo largo de la bahía y su playa gracias al turismo, eso sí, protegido contra la construccion de edificios altos.

Aprovechamos para cenar en La Taberna del Puerto en el mismísimo puerto deportivo. Esta vez optamos por unas puntillitas, bloc de foi de pato con confitura de frambuesas y lecha a la sal servida con tres salsas, sin vino, que había que conducir. El pescado, como se puede ver, genialmente servido por la camarera.

Puntillitas en San JoseBloc de foie de pato con confitura de frambuesa en San Jose

Lecha a la sal, San JoseLecha a la sal, San JoseLecha a la sal, San Jose

Lecha a la sal, San Jose

Aguilas

De vuelta hacia Valencia decidimos recorrer algo de la costa murciana. La parte de Cartagena y La Manga ya la conozco, así que recorrimos la zona más al sur, desde Águilas a Mazarrón.

Nada más llegar fuimos directos a comer pues ya era hora. Por recomendación de un conocido fuimos a La Casa del Mar, al lado del puerto deportivo. Pedimos gambas rojas, ensalada y arroz a banda. Nada del otro mundo, la verdad. A mi acompañante la dan bastante igual los pescados y mariscos (es que si no ha corrido por el campo…) y a mi, como buen gallego, me parecen excasivamente caras las gambas rojas para lo que son, por ese precio prefiero una buena centolla de la ría 😉 . ¡Qué decir del arroz! Acostumbrados ámbos a los arroces valencianos, no acabamos de cogerle el gusto a estos tan caldosos. De todos modos estaba sabroso, eso sí. Lo mejor, sin duda, el postre, pastel de coco, casero y delicioso.

Arroz a banda en Aguilas Pastel de coco, Aguilas

Después de comer hay que bajar la comida no sea que se nos acumule en los michelines, así que a dar una vuelta por la bahía. Águilas nace en 1785 como salida portuaria de los productos hortofrutícolas de Lorca. Enclavado en el cerro que domina la ciudad se encuentra el castillo de San Juan de las Águilas, del s.XVI. El cerro separa las bahías de levante y poniente. Al final de la bahía de levante se encuentra el mirador del Pico de L’aguilica desde donde se divisa completamente la bahía y el castillo.

Bahía de Aguilas

Bahía de AguilasBahía de AguilasBahía de Aguilas

Cabo Cope

Siguiendo la sinuosa carretera que lleva de Águilas a Mazarrón por la costa y tras pasar Calabardina llegamos a Cabo Cope y su bahía.

Cabo Cope

img_3027.JPGimg_3028.JPGimg_3032.JPG

Allí mismo nos encontramos con la Torre de Cope, torre de vigía y defensa destruida y reconstruida numerosas veces a lo largo de la historia. Fue levantada en el s.XVI para proteger el litoral de los constantes ataques berberiscos.

Torre de Cope

Puerto de Mazarrón

Continuando la carretera entre montañas llegamos a Calnegre, donde nos recomendaron unas calas, pero por cuestión de tiempo no pudimos detenernos y seguimos por la misma carretera hasta Puerto de Mazarrón.

No hay mucho que decir, típico pueblo turístico que empujado por la expansión ha crecido incontrolablemente. La situación se repite, poca gente  y sin agobios. No me ha gustado nada la playa, pedregosa y de arena oscura, muy incómoda para el baño y disfrute.

Puerto de MazarronPuerto de MazarronPuerto de Mazarron

Y aquí aún no terminan mis vacaciones. La semana que viene me vuelvo a ir 😛 .

Por Las Alpujarras y Guadix

Como ya había comentado, me he ido 4 días a Almería, concretamente a Roquetas de Mar, a descansar de las vacaciones 😛 .

Antes de nada anunciar que hacer el ridículo en Vigo con el Karaoke de Ron Brugal sirvió para algo y fuí agraciado con dos entradas para el concierto de La Quinta Estación en Vigo, pero como no llegaban a tiempo para enviárselas a Marcos puesto que ya estoy en Valencia, las cambié por entradas para el concierto de Xàtiva al que tampoco creo que vaya 😛 .

Han sido unos días muy tranquilos y relajados que he aprovechado para combinar momentos de no hacer absolutamente nada más que piscina y chiringuito y otros más activos para conocer un poco la zona, sin olvidarnos, por supuesto, de la gastronomía.

El hotel donde me alojé estaba situado en una zona completamente turística, rodeado de complejos hoteleros y apartamentos, sin embargo, en contra de lo que esperaba, era una zona muy tranquila, de hecho demasiado tranquila, me hubiera gustado algo más de ambiente para tomar una copa por la noche (5 euros 😉 ). Debo decir que se nota la crisis desaceleración, poca gente, apartamentos vacíos y en venta o alquiler, ningún problema para aparcar… y así en toda la costa de la zona.

La primera noche, tras pasar el día entre la piscina y un paseo por la playa, acertamos con el sitio para cenar. Huyendo de los típicos locales de turistas y chiringuitos de playa nos encontramos medio escondido un restaurante que resulto ser estupendo, La Alpujarra. Cenamos gambas al pil-pil, chipirones y chuletón de buey, todo ello regado con una botella de Sangre de Toro. Mejor que veáis las fotos. El chuletón no se aprecia en su toda su magnitud, la realidad mejora enormemente la foto.

Gambas al pil-pil, Roquetas de MArPuntillitas en Roquetas de MarChuleton de buey en Roquetas de Mar

Las Alpujarras

Al día siguiente tocaba algo de turismo, que no solo de playa vive el hombre, así que nos fuimos decididos a Las Alpujarras Almerienses.

La comarca de La Alpujarra se encuentra al sur de Sierra Nevada, entre las provincias de Almería y Granada.  Durante cientos de años fue lugar de convivencia de musulmanes y gracias a ellos se desarrolló la agricultura de la zona con bancales y regadíos. Sus costumbres perviven hasta nuestros días, lo que convierte la zona en un auténtico oasis en medio del desierto (y nunca mejor dicho).

 AlboloduyAlboloduyLa Alpujarra

El paisaje es impresionante, un árido desierto montañoso con blancos pueblos enclavados. La idea era hacer una ruta completa hacia Alboloduy, Ohanes, Fondón, Laujar de Andarax, Berja y vuelta hacia Roquetas, pero de nuevo un imprevisto con el coche me hizo cambiar de opinión. Estando en medio de las montañas se me enciende el piloto de reserva, perdidos en medio de la montaña sin una gasolinera cerca y sin saber donde estaría la más cercana.

La Alpujarra

Como preguntando se llega a Roma, eso hice. A unos 20km podría repostar, pero iría en sentido contrario al de la ruta que tenía prevista, pero a ver quién hace otra cosa 😛 , así que, camino a la gasolinera. Al repostar resultó que el depósito no estaba tan vacío como parecía, era más el efecto de la inclinación por la subida, pero aún así mejor haberse asegurado. Con el cambio de planes opté por continuar esa ruta cruzando al otro lado de Las Alpujarras y llegar hasta Guadix, ya en la provincia de Granada.

El cambio de ruta provocó que no llegase a Las Alpujarras Granadinas,  zona que tenía muchas ganas de visitar. Habrá que volver 😛 .

Guadix

La verdad es que no tenía muchas referencias de Guadix, pero sonaba bien. Al final no me arrepentí ni mucho menos del cambio de planes, esconde muchas sorpresas.

Situado en la falda norte de Sierra Nevada y a escasos 60km de Granada, es uno de los primeros asentamientos humanos de la Península.

Las dos cosas que más llaman la atención del visitante son la Catedral y la Alcazaba.

Catedral de Guadix

Monumento Histórico-Artístico desde 1931, la Catedral se funda en 1492 y se construye sobre la antigua Mezquita Mayor musulmana. Su construcción se dilató durante hasta el s.XVIII, algo que se ve reflejado en la variedad de estilos presentes en su arquitectura: gótico, renacentista y barroco. Tiene tres fachadas dedicadas a la Anunciación, Santiago Apóstol y San Torcuato.

Caminando por el pueblo te cruzas con multitud de iglesias y palacetes, algunos en muy mal estado de conservación.

 GuadixGuadixGuadixCatedral de GuadixGuadixGuadix

La presencia de blasones está patente en casi cualquier edificio civil dándole un aire señorial.

GuadixGuadixPalacete en Guadix

La Alcazaba centra la vista desde cualquier mirador erguiéndose majestuosa en mitad del pueblo al que domina y defiende. Monumento Nacional desde 1931, se construye en el s.XII sobre las ruínas de una antigua fortaleza musulmana de comienzos de la invasión árabe, allá por el s.VIII.

 Alcazaba de Guadix

Guadix tiene un pintoresco barrio de cuevas trogloditas habitadas desde tiempos ancestrales. Hoy en día incluso se están habilitando como alojamientos turísticos, apartacuevas. Esculpidas en medio de sus cerros arcillosos y horadadas por puertas y ventanas enmarcadas en cal viva, se convierten en habitáculos frescos en verano y cálidos en invierno. Desde este barrio tienes unas vistas expléndidas de La Alcazaba y La Catedral.

Barrio de las Cuevas, Guadix

Barrio de las Cuevas, GuadixBarrio de las Cuevas, GuadixBarrio de las Cuevas, Guadix

A la vuelta hacia Roquetas, dirección Almería, te encuentras a mano derecha con el Castillo de La Calahorra del que ya os hablé en otra ocasión.

Diario de abordo – y 3, dos marinos a la mar, navegando por la Ría de Arousa

Antes del final de la aventura teníamos una cita pendiente en Portonovo con unos amigos llegados de Madrid para pasar unos días. Wilhelm y sus colegas no se pierden ni un año unos días por esta zona de las Rías Baixas, y es que van ya 9 seguidos.

Tras unos vinos en algún bar por las estrechas calles de Portonovo nos llevaron a cenar a un sitio de confienza al que suelen ir. Muy bien la cena y mejor la conversación, buena gente sin duda. Ya, estaréis pensando ¿y la cena? Chipirones, pimientos de padrón, empanada, arroz con cochos, sargo de la ría y tartas variadas.

Cenando en Portono

Sargos en Mesón Portonovo

A continuación y despues de una sobremesa muy entretenida, a tomar unos gintonics (sí, de esos de 4 euros) por los pubs de Portonovo. Sin duda una gran decepción, lo que fué y lo que es este encantador pueblo marinero. Es verdad que hacia bastantes años que no iba por allí, creo que desde la boda de Jaime en 2002, pero es que apenas hay gente. ¿Quién no recuerda sus empinadas y estrechas calles llenas de gente a las 2 de la madrugada? ¡Cuantas copas en la terraza de La Carpintería o en La Obra y no digamos ya los bailes en La Noche!. Todos siguen allí, pero falta la gente. Ni madrileños ni portugueses, la mayoría autóctonos, aunque se cuele alguna pontevedresa estudiante en Madrid 😉 .

Al final nos movimos a Sanxenxo ya que nuestros amigos ya sabían que habría mucho más movimiento. Atención madrileños, Sanxenxo NO es Sanjenjo ni Sanchencho. Repetid conmigo: She is beautiful. Si sabes decir ese «she», ¿por qué te cuesta tanto decir XE? ¿A que Madrid no es Madriz ni Madrí?

En Sanxenxo, la nueva zona de copas del puerto deportivo mató también al resto del pueblo, ahora toda la noche está allí reunida hasta que te apetezca ir a Zoo. Obviamente, mucho pijerío, local y de fuera. Nos fuimos temprano dejando a nuestros amigos bien acompañados 😉 puesto que al día siguiente teníamos un buen plan.

Navegando por la Ría de Arousa

Paseando por Cambados nos habíamos encontrado un folleto publicitario: Pilota una embarcación sin titulación, con unas atractivas fotos de las embarcaciones. Por preguntar no perdemos nada, pensamos, así que llamamos para saber si era así y lo que costaba. Nos costó creer que alquilasen esas embarcaciones a cualquiera, sin haber navegado en la vida. No nos pudidos resistir. Aunque el plan inicial era Ons, tuvimos que cambiarlo.

La gente de Illas Atlánticas nos lo explicó todo bien, las barcas tienen el tamaño máximo (4m. de eslora y 2m de manga)  para que no necesites el título de Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER). Igualmente el motor es lo máximo autorizado sin título. La combinación de ambas ideas es la embarcación semirígida que alquilamos. No es una zodiac, tiene un casco rígido en V para cortar las olas y los flotadores a los lados para darle estabilidad. Según nos contaban están fabricadas expresamente para ellos, le dijeron al fabricante lo que querían y como lo querían y se las fabricaron a medida. Al parecer han tenido tanto éxito que la propia Guardia Civil ha encargado varias unidades (con más motor, po supuesto 😛 ). El equipamiento, impresionante: GPS con mapas marinos, walkie, ancla, achicador manual 😛 , hinchador manual, reparador de pinchazos 😛 y hasta un tupperware :).

Así que, dicho y hecho, el sábado a las 12 de la mañana íbamos hacia Vilanova de Arousa, donde nos esperaba la embarcación.

Vilanova de ArousaVilanova de Arousa

Tras un curso rápido donde nos enseñaron el funcionamiento del GPS, como anclar la embarcación, acelerar, encender, recoger el motor para llegar a una cala… fuimos a comer. A puntito estuvimos de acercarnos a A Illa de Arousa pues celebraban en ese momento la Festa da Navalla (fiesta de la navaja), pero como íbamos apretados de tiempo nos decidimos por un nuevo restaurante en el paseo de Vilanova. En esta ocasión me apetecían unas zamburiñas además de los ya habituales pimientos de Padrón y chipirones.

Chipirones, zamburiñas y pimientos de Padrón en Vilanova de Arousa

Zamburiñas

Y terminamos con una inmensa ración de churrasco con criollo.

Churrasco y criollos en Vilanova de Arousa

Tras rellenar el estómago partimos hacia el muelle dispuesto a emular a los barcos de la Copa del América con sus trasluchadas y sus empopadas, aunque no tuviésemos vela 😛 .

 Navegando por la Ría de Arousa

 Navegando por la Ría de Arousa

En el vídeo se aprecia la experiencia en su total magnitud, aunque en realidad mejore muchísimo más.

Repetid conmigo, esto son bateas, donde se crían esos mejillones que os coméis habitualmente. ¡Cuidado, no son públicas, no puedes robar mejillones! 😉 .

 Bateas en la Ría de ArousaBateas en la Ría de Arousa

Las vistas de la Ría desde la propia ría son impresionantes.

 Paisajes en la Ría de ArousaPaisajes en la Ría de ArousaPaisajes en la Ría de Arousa

¿Quién decía que no había medusas en aguas tan frías?

 Medusas en la Ría de Arousa

Y como dice Marcos, siempre hay quien la tiene más grande que tu. ¡Esa sí que debe correr carallo!

Más grande que la tuya

Navegando por la Ría de ArousaNavegando por la Ría de Arousa

Simplemente genial, creo que repetiremos en muchas otras ocasiones que nos encontremos por Galicia. Igualmente se lo recomendamos a todo el mundo.

Navegando por la Ría de Arousa

 

Final de la primera parte, merienda galega en Valencia

Como lo prometido es deuda, el domingo antes de emprender viaje hice acopio de viandas varias para agasajar a mis colegas y compañeros valencianos, así que organizamos una merienda/cena con lo que había traído.

 Merienda Galega en Valencia

Menudo anfitrión estoy hecho. Empanada de maíz de zamburiñas, empanada de bacalao con pasas, empanada de bonito, pimientos de padrón, tortilla, tetilla con membrillo y aperitivos varios, todo ello regado con un albariño Martín Codax. Para los postres, aguardientes de la tierra, licor café, aguardiente tostada, aguardiente de hierbas y un poquito de licor de orujo que se plimpló Xusa sin pestañear.

Empanada de maíz de zamburiñasEmpanada de bacalaoEmpanada de bonitoPimientos de Padrón

Lo mejor, sin duda, mi tortilla hecha con huevos de casa traídos a propósito gracias a mi madre 🙂 .

 Tortilla

Aquí alguno de los asistentes al evento. No fueron capaces de terminarse la comida, estos valencianos…

 Merienda Galega en Valencia

Al final apareció Javi, un colega de Pontevedra de toda la vida que acababa de llegar a Valencia pues se viene por trabajo por más de un año, habrá muchas más reuniones. ¡Tenemos una paella pendiente meu!

Javi en Valencia

De momento no hay más, pero esto no es todo… el jueves me voy unos días al sur. Os mantendré puntualmente informados 🙂 .

Diario de abordo – Segunda parte

Continuamos con la historia de las vacaciones. Lo habíamos dejado en Combarro, tomando el pulpo de aperitivo.

Estampas de Pontevedra

Esa tarde no tenía mucho que hacer y encima el tiempo no acompañaba a mucho más. Pensé en ir a dar una vuelta a Cabo Home o a Cambados, pero al final me decidí por dar una vuelta por Pontevedra con mi hermana, mi cuñado Ramón y mi sobrinita. Nunca falla, Pontevedra está impresionante, nunca me cansaré de repetirlo, después de visitar Santiago debes venir a Pontevedra. Decía Alvaro Cunqueiro:

Un vivir artesán e mariñeiro,
unha nobre fidalguía dentro das súas murallas,
Pontevedra sempre será loada,
pola súa beleza e a súa cultura.

Un vivir artesano y marinero, una noble hidalguía dentro de sus murallas, Pontevedra siempre será alabada por su belleza y su cultura.

Hoy veremos algunos rincones menos típicos.

 PontevedraSoportales da Ferreria, Pontevedra
Praza da Verdura, PontevedraPraza de Mendez Nuñes, Pontevedra
Zona vieja, Pontevedra
Igrexa da Peregrina, PontevedraSan Bartolomé, Pontevedra

Vista del Río Lérez a punto de transformarse en ría, con el Puente del Burgo en primer plano.

Ponte do Burgo, Pontevedra

 

Cambados, cuna del Albariño

Esta mañana tampoco hacía buen tiempo, así que tras levantarme y pensar a dónde ir, me decidí por Cambados. Estaba ya en el garaje cuando me llamó Marcos, así que lo recogí y allí nos fuimos los dos.

CambadosCambados

Dorna en CambadosRía de Arousa

Ría de Arousa

Catalogada como conjunto histórico-artístico y enclavada ya en la ría de Arousa, bien merece la pena hacer un recorrido completo desde el barrio marinero de Santo Tomé hasta el señorial de Fefiñáns. Por el camino disfrutarás de infinidad de pazos y más pazos. Que no, que no todo es contrabando en la Ría de Arousa ni en Cambados 😛 . Interesante también las ruinas de la Torre de Sadurniño, levantada en el s.X por orden del Obispo Gelmirez de Santiago para defender la ciudad de los ataques vikingos, creando una línea de defensa junto a las torres de A Lanzada y la de Catoira.

 

Puente a la Torre de San Sadorniño, CambadosTorre de San SadorniñoTorre de San Sadorniño

Cambados es hoy en día mundialmente conocida por el Albariño, cuya fiesta celebra el primer fin de semana de agosto. Por cierto, llevo tres meses buscando un concierto de Deluxe cerca de casa y van y tocan la semana que viene en Cambados (cuando yo ya estaré de vuelta en Valencia).

CambadosCambadosCambadosPazo de Fefiñans, CambadosArco de Fefiñans, CambadosPlaza de Fefiñans, CambadosCasa de Ramon Cabanillas, Cambados

Ruínas de la Iglesias de Santa Mariña, declaradas Monumento Nacional en 1943.

Ruínas de Santa Mariña, CambadosRuínas de Santa Mariña, CambadosRuínas de Santa Mariña, CambadosRuínas de Santa Mariña, CambadosRuínas de Santa Mariña, Cambados

Y como no, el habitual aperitivo, hoy… chipirones.

img_2729.JPGAperitivo en CambadosAperitivo en Cambados

Santiago en el día del Apostol

Esta tarde improvisamos un interesante plan. A pesar de tocar Johnny Winter en la Praza da Ferrería en Pontevedra, hice de tripas corazón puesto que me apetecía el otro plan: Santiago de Compostela la noche del día del Apóstol. Muchos años había estado ahí esa misma noche con mis colegas de siempre (un saludo de paso a todos ellos, Juanpe, Ramiro, Dasi, Tito, Javi, Paysa, Lojo), de fiesta, bebiendo y bailando hasta el amanecer, sin embargo nunca había visto la quema de la fachada de la Catedral, el acto por excelencia de este día en Santiago. A pesar de la lluvia decidimos tomar posiciones a eso de las 22:00, bocata de calamares en mano. Os aseguro que los otros años que había estado esa noche era imposible caminar por las calles de la zona vieja de Santiago, pero este se movía uno a gusto.

 Chove en SantiagoChove en Santiago

Y comenzó el espectáculo de luz y sonido. Sobran las palabras.

 Catedral de SantiagoCatedral de Santiago

Creedme que vale la pena, en el vídeo no se aprecia con la magnitud real.

Después, unas tapas (tabla de quesos, pimientos de Padrón y chorizos), una vuelta por la Alameda y a hacer un poco el tonto (por no variar).

Tapas en SantiagoAlameda de Santiago

Esta se la dedico a Xusa con cariño 😉 .

Dedicatoria a Xusy

Para terminar, unas copas en A Casa das Crechas, todo un clásico de Santiago.

Casa das Crechas, Santiago Casa das Crechas, Santiago

Y un paseo nocturno. Si hace unos meses os mostraba Santiago de día, no debéis perdéroslo de noche.

 Santiago de nocheSantiago de nocheSantiago de nocheSantiago de nocheSantiago de nocheSantiago de noche

Santiaguiño do Burgo

Cuenta la leyenda que en su camino evangelizando Galicia, el Apóstol Santiago paró exhausto en una casa de la Rúa da Santiña de Pontevedra. Los dueños de aquella casa le dieron cama y comida y, en agradecimiento, el Apóstol bendijo las fincas de aquélla familia. Desde aquel día el maíz y el vino de esas fincas maduran más de un mes antes que el del resto de las fincas. Realidad o ficción popular (sabéis que religión y yo somos malos amigos), lo cierto es que, en efecto, ese maíz y esas uvas están maduras el 24 de julio en que se recogen en procesión para acompañar la imagen del Apóstol. Este es mi barrio, O Burgo, ahí nací y me crié. Como dice la abuela de Marcos,

Da Santiña para abaixo xa non é Lérez, é O Burgo.

De la Santiña hacia abajo ya no es Lérez, es O Burgo.

Desde entonces mi barrio celebra las fiestas de Santiaguiño do Burgo. Este año, después de 9 años sin estar aquí estos días, he podido disfrutarlas un poco con mi familia. Además la ahora parroquia de Santiaguiño es parada obligatoria del Camino Portugués a Santiago y para colmo pasa justo debajo de mi ventana. Aún recuerdo cagarme en todo cuando un domingo a las 10 de la mañana me despertaban los peregrinos a caballo o cantando a voz en grito… que algunos tenemos resaca oiga!.

 NereaNereaNerea

Fin de la segunda parte. Atentos al tercer y último capítulo, promete ser apoteósico.

 

Diario de abordo – Primera parte

Por fin han comenzado las vacaciones y no podían haberlo hecho mejor… o peor.

El viernes a la una del mediodía me despedí de mis compañeros de la oficina para comenzar el viaje. Después de los últimos recados, a las dos y media estaba en la carretera. Un plan perfecto para llegar y cenar sobre las 11 de la noche con algunos colegas con los que había quedado. Un plan perfecto si no fuera porque a eso de las 5 y media pinché una rueda en el acceso a la M50 desde la A3. Os podéis imaginar la aventura de cambiar una rueda a 37º. Por cierto, para incultos como yo, las tuercas de las ruedas tienen un solo sentido, no se ponen de cualquier forma, la parte cóncava, contra todo pronóstico, NO va hacia afuera, va hacia adentro para que hagan mejor presión entre la rueda y el disco. Mala suerte que no me diese cuenta antes. Ya decía yo que era imposible apretar con la llave 😛 . Otra cosa, revisad periódicamente el equilibrado de la rueda de repuesto o os encontraréis como yo, temblores durante 600km. Eso sí, pasando de 130 disminuía el ruído 😉 .

Al final a eso de las 00:30 estaba ya con los amigos (Mora, Ramiro, Antonio y Javi). Un café, unas copas, y a contarnos la vida (y los horóscopos 😛 ). Por cierto, valencianos, gintonic de Bombay Saphire a 4,10 euros en terraza 😉 . Buen comiendo de vacaciones, sin duda. Las fotos no son muy buenas, pero me olvidé la cámara, así que hubo que tirar de móvil.

19072008235.jpgCon Ramiro

De boda en Nigrán (Vigo)

Al día siguiente tocaba boda. Con un poco de retraso llegamos a la iglesia, sudamos al sol y nos fuimos hacia Nigrán (Vigo), a la playa, donde era el convite.

 Boda de MarcosBoda de Marcos

Vaya desde aquí nuestro homenaje a Marcos el día de su boda.

La comida, espectacular: langosta en 2 salsas (repeticiones infinitas, nosotros 4!!), cigalas, centolla, buey, langostinos, gambas a la plancha, vieiras

Boda de MarcosBoda de MarcosBoda de Marcos

Por la noche, nosotros, los novios y algunas amigas más nos fuimos de copas por Vigo, hacía mucho que no iba. Ha cambiado bastante, sin duda el ambiente se ha vuelto mucho más pijo. Por cierto, valencianos, gintonic de Bombay Saphire 4 euros en un sitio decente, 7 euros en un pub tipo Las Ánimas 😉 .

Como soy un poco payaso, no pude negarme a… hacer el payaso. Podéis encontrarme aquí, sección de vídeos, yo os lo pongo para que no tengáis que buscarme. Lo que no se ve en el vídeo es el montaje que llevaban, la limousine, el tío con un monitor en la cabeza, las dos guapas azafatas… Y nosotros pensando que por hacer el payaso ya nos regalaban entradas…

Más tarde, a mover el esqueleto a algún pub de la zona.

20072008242.jpg

Acabamos sobre las cuatro y media de camino a Pontevedra y con control de alcoholemia incluido. En cuanto sus acompañantes traseros decidan ponerse el cinturón de seguridad puede continuar 🙂 .

Día en familia

El domingo tocaba algo más relajado, comida familiar, sobrinas y playa con ellas. Impresionante el abrazo de mi niña bonita Nerea 🙂 . Aún se me cae la baba. Y no digamos ver a la pequeña Aroa andando. Mirad que fotos con el tío.

Con mi sobrina AroaAroa
NereaCon mi sobrina Nerea

Comida en la playa

El lunes, sin perder tiempo, a arreglar la rueda. Mal empezamos. El neumático estaba destrozado, así que tocó cambiar las dos ruedas traseras, como me sobra el dinero… 🙂 . Así que, para relajarme un poco, directo a la playa, comida en el chiringuito, churrasco, calamares, pimientos de padrón… y para finalizar, chupito de licor café 😉 . Y toda la tarde en la playa.

CalamaresPimientos de Padrón
Churrasco y criollos
Con el churrasco

De noche unas copas por Pontevedra. Recordad Valencianos, gintonics de Bombay Saphire a 4 euros.

22072008244.jpg

Dos playas en un día

El martes hubo playa por partida doble. Como se hacían las 12 del mediodía y nadie me llamaba, decidí ir a darme un baño mañanero a Aguete, mi playa habitual, en Marín, en el lado sur de la ría de Pontevedra, y de paso tomarme un aperitivo de empanada y tortilla 🙂 .

 Playa de Aguete, MArinPlaya de Aguete, Marin
Playa de Aguete, MarinPlaya de Aguete, Marin

Sin embargo, justo cuando iba a subirme al bar para el aperitivo, me suena el móvil, que te vengas a comer, que te esperamos. ¿Y quien soy yo para decir que no a tamaña proposición? Así que, coche, y a A Pregueira, en el lado norte de la ría. Pulpo, sardinas, pimientos de padrón… y chupito de licor café.

 22072008245.jpgSardiñadaPulpo

Ya por la tarde cuando Marcos y Nines se habían ido, me quedé un ratito yo sólo en el chiringuito tomándome algo y viendo el atardecer. Mejor os dejo unas fotos para que lo disfrutéis vosotros mismos. Atardecer en A Pregueira con A Illa de Ons en primer término. Sin duda nada que envidiar a Ibiza y su Café del Mar (guiño personal a alguien en concreto).

 Playa A PregueiraPlaya A Pregueira
Playa A PregueiraPlaya A Pregueira

A ver sin convenzo a Marcos para que vayamos un día de estos a Ons a recordar mis años mozos.

Aperitivo en Combarro

Hoy amaneció nublado así que se nos fastidió la playa, pero no todo está perdido. Ya que mi sobrina no quiso quedarse conmigo pensé en pasar la mañana en Combarro y tomarme un aperitivo. Justo cuando me iba me llamó Marcos así que lo recogí y allí nos fuimos.

Nunca me cansaré de hablar de Combarro, además, contra todo pronóstico, había poca gente y se podía andar y pasear sin aglomeraciones.  La marea estaba bajísima con lo que se pueden contemplar unas postales preciosas. Fijáos en las mariscadoras y el camión que recoge algas.

CombarroCombarro
Combarro
Combarro

 

Esta chalana es digna de Piratas del Caribe.


Combarro

Más imágenes de Combarro. Comentábamos que es un pueblo impresionante pero que al haber crecido allí no lo valoramos como se debiera, si llega a estar en cualquier otro sitio y vas a visitarlo alucinarías con él. Por cierto, cada vez me gustan menos las escaleras de madera de acceso, parece que estén en obras.

CombarroCombarro
Combarro
Combarro

Al final, el aperitivo. Mejor que lo veáis 🙂 .

CombarroCombarro

 

Seguiremos informando…

De puente por la Sierra de Cazorla

Tras un mes de abril bastante decepcionante (por no decir deprimente) tanto profesional como personalmente dedicimos, mi buen amigo Marcos y yo, irnos de puente las dos parejas para tener unos días de descanso.

Después de la primera edición de lo que hemos dado en llamar Xuntanza Anual Amigos do Lérez (xuntanza es una reunión de amigos en galego mientras que Lérez es el río que pasa por Pontevedra), nos pusimos a organizar la segunda. El destino elegido inicialmente era La Rioja, pero nos fué imposible encontrar un apartamento rural, ni siquiera en Navarra, Zaragoza, Burgos o Ciudad Real, así que terminamos en Jaén, en la Sierra de Cazorla. El lugar elegido fue la Casa del Tío José María en Hinojares. Inicialmente íbamos a ser uno más, pero Emiliano tuvo que dar marcha atrás a última hora por problemas de salud de su padre, ¡que se mejore!. David y Paula tampoco pudieron acudir a esta cita, no os preocupéis, habrá más :).

La vista del pueblo cuando tomas el último desvío es impresionante, para muestra un botón.

Hinojares de NocheHinojares

Nuestro comentario era que parecía un pueblo en medio de un paisaje lunar, no en vano recoge los últimos restos del desierto de Almería. No os preocupéis que el paisaje mejora después. En el pueblo no hay cobertura de telefonía móvil que no sea Movistar, con lo cual nosotros nos pasamos los cuatro días del puente incomunicados, inicialmente te asustas pero a medida que avanzan los días te alegras, relax 100%.

Ya en la casa nos recibieron cordialmente sus dueños, Rosa y Jesús, y nos dejaron un completo catálogo confeccionado por ellos mismos con rutas, mapas, sitios imprescindibles y hasta restaurantes recomendables en cada ruta. Simplemente genial y de muchísima ayuda.

Casa Tío José María, Hinojares

A partir de aquí comenzamos nuestras rutas turísticas y gastronómicas, aunque la verdad es que estas últimas nos defraudaron bastante en general, esperábamos una zona con muy buenas comidas de carnes (cordero, cabrito, caza…) y nos encontramos con pizzerías y más pizzerías, casi todos los restaurantes de los pueblos eran pizzerías.

Nuestra primera parada nos llevó al Arroyo Guazalamanco, donde remontamos el río durante un buen rato buscando las cascadas que venían en los catálogos, cascadas que por supuesto no encontramos, el río traía muy poca agua, pero aún así valió la pena, la zona es preciosa y el río hace bastantes rápidos y cascadas, aunque sean pequeñas. Por la misma zona nos acercamos al Mirador de La Alcantarilla.

Arrollo GuazalamancoArrollo GuazalamancoArrollo GuazalamancoArrollo GuazalamancoArrollo GuazalamancoEmbalse La BoleraMirador de La AlcantarillaMirador de La Alcantarilla

El viernes nos encaminamos decididos a Úbeda y Baeza, declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Menuda decepción. Tiendes a tener el concepto de que algo con semejante declaración tiene que resultarte impresionante al verlo, con esas ganas íbamos, pero te encuentras con algo que no te llama para nada la atención.

ÚbedaÚbedaÚbedaBaezaBaeza

De camino habíamos parado en Cazorla, pueblo que da nombre a la Sierra. Ese sí que es bonito y típico. Vale la pena callejear por su entramado de calles estrechas y subir al Castillo. Aquí tuvimos la peor experiencia gastronómica del viaje, tuvimos que mandar de vuelta dos solomillos de ciervo y un churrasco de ternera (se suponía especialidad de la casa), estaban tremendamente malos, mala carne y muy mal hechos. Nos fuimos sin comer.

CazorlaCazorlaCazorlaCazorla

 

Cazorla, ademas de precioso, es un sitio animado. Si buscas algo más que descanso y silencio, este es tu sitio. Las cañas siempre con tapas, pero no un cuenco de patatas fritas, pinchos morunos (uno por caña) o montaditos de morcilla de la zona fueron los nuestros, simplemente genial y a un precio más que asequible.

Después de la mala experiencia con la comida decidimos pegarnos un homenaje por la noche para compensar, así que nos fuimos a una carnicería y nos surtimos de carnes y embutidos de la zona e hicimos una barbacoa en la chimenea de la casa regando nuestras gargantas con un estupendo Campo Viejo Gran Reserva 2001. Eso sí que es comer y beber.

Barbacoa en Hinojares Barbacoa en Hinojares

A continuación tocaba cumplir con la mejor de las tradiciones, la queimada, lástima que como siempre se nos olvida el conxuro.

Pote de la QueimadaQueimadaQueimada

 

El tercer día fué, sin duda alguna, el mejor en cuanto a rutas culturales. Comenzamos la jornada en el Santuario de la Virgen de Tíscar, considerada la Covadonga del sur, con el Castillo Peñas Negras a sus espaldas y la impresionante Cueva del Agua al frente. Lástima que no hubiese una indicación hacia la cueva que nos evitase hacer unos 60km de sinuosas carreteras de montaña para acabar volviendo al punto de partida. Aún así mereció la pena.

Castillo Peña NegraSubida al Castillo Peña NegraCastillo Peña NegraCastillo Peña Negra

Fijaos en la primera foto, la entrada a la cueva se hace a través de un pequeño túnel escavado en la misma montaña por el que hay que pasar agachado.

Entrada a la Cueva del AguaCueva del AguaCueva del AguaCueva del AguaCueva del AguaCueva del AguaCueva del Agua

Para finalizar el día nos acercamos a Castril, ya en la provincia de Granada. Un pueblo precioso y pintoresco, aquí si que te sientes Lorca en Granada.

CastrilCastrilCastril

En Castril hay dos cosas que no te puedes perder. La primera es simplemente impresionante, la pasarela de madera sobre el río Castril, con su puente colgante y su cueva de varios metros de largo.

Pasarela de madera sobre el río CastrilPasarela de madera sobre el río CastrilPasarela de madera sobre el río Castril

 

La segunda es el castillo… si consigues subir. Para un hombre con mucho vértigo como yo fué un verdadero reto, y más aún viendo la barandilla que han puesto para que te agarres, te da de todo menos seguridad. Aún así una vez llegas a la cima es impresionante.

Castillo de Castril

Aquí finalizamos nuestro segundo día, el más intenso y bonito de todos. Al día siguiente, el último, tocaba madrugar para hacer una ruta a caballo. Los chicos no habíamos montado nunca y las chicas hacía mucho que lo habían hecho. Nosotros íbamos muy pero que muy cagaos, pero al final la experiencia fue flipante y terminamos galopando un poco y jugando entre nosotros.

 

Yo a caballoYo a caballo

Para finalizar el día fuimos hasta Baza, donde comimos, pueblo sencillo. Finalizamos la tarde en el Castillo de La Calahorra, a escasos 18km de Guadix. Lástima que estuviese cerrado.

Castillo de La CalahorraBaza

 

Y con esto y 450km más, de vuelta a casa y al estrés de la rutina diaria. ¿Para cuando la próxima?

Marcos y Nines decidieron continuar camino y prolongar el puente un día más en Granada para ver la Alhambra y el casco histórico. Creo que tuvieron algunos problemas para conseguir entrar, aunque al final lo lograron. Pero esa es otra historia que nos contará él mismo.

Marcos lo cuenta aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí.
Y aquí
Y aquí
Y aquí, aquí, aquí y aquí.

 

Excursiones de fin de semana: Culla

Creo que ya todos os habéis dado cuenta que me gusta el interior de la provincia de Castellón. En contraste con el turismo de playa de su costa (Benicassim, Oropesa del Mar, Peñíscola…), dispone de una impresionante colección de pueblos en su interior montañoso.

Hoy nos vamos a Culla. Situada a unos 130km de Valencia, Culla es el típico pueblo medieval bien conservado y con mucho encanto. Para llegar a Culla hemos de pasar por varios pueblos de la geografía castellonense donde puedes hacer parada y no te arrepentirás. Nosotros hicimos dos paradas:

  • La Pobla Tornesa, para almorzar y comprar pan, ¡pan de verdad! Es una vieja costumbre que tengo, comprar pan cuando voy a los pueblos, es lo más auténtico que puedes encontrar y nada que ver con el que comes a diario en las ciudades :).
  • Benassal, con parada en el balneario Font d’En Segures donde puedes aprovechar para beber y llevarte algo de agua. Íbamos con unos conocidos de allí y nos llevaron a conocer la zona.

BenassalCullaBenassalFont d’En Segures, Benassal

Durante el camino tendrás casi siempre a la vista el Penyagolosa, el segundo techo montañoso más alto de la Comunidad Valenciana con 1813m y declarado Parque Natural por la Generalitat Valenciana en 2006.

Y llegamos a Culla, declarado conjunto histórico artístico y con su casco antiguo rehabilitado, pertenece, al igual que Morella, a la zona conocida como El Maestrazgo.

CullaReloj de sol en CullaCullaCullaCullaCullaCulla

Enclavada en la base de un antiguo castillo árabe, Culla pasa a dominación cristina en 1233. Las ruinas actuales del Castillo son fruto de las Guerras Carlistas. Culla conserva restos de murallas, torreones y palacetes. Puedes apreciar bastantes escudos heráldicos a lo largo de las calles del pueblo.
Desde lo alto del castillo tendrás unas impresionantes vistas de la zona.

Vistas desde CullaVistas desde CullaCullaVistas desde Culla

Continuando por la carretera de Culla a Torre Embesora nos encontramos con La Carrasca de Culla, considerada la encina más grande de España y Europa y declarada Árbol Monumental de la Comunidad Valenciana. Creedme que impresiona. La tradición popular dice que bajo su copa se pueden sentar mil personas.

Carrasca de CullaCarrasca de Culla

Justo al lado del árbol nos encontramos con el Restaurante La Carrasca, donde haremos parada para comer. Posiblemente todo estará impresionante, pero nosotros íbamos directos y con las mandíbulas babeando a por una gran torrà de chuletas de cordero y embutidos acompañados de ajoaceite. No hay fotos del momento, no tengo costumbre de fotografiar los platos, prefiero dejar esos menesteres a los chicos de Cucharete, pero os puedo decir que nadie salió defraudado. La gastronomía de Culla, al igual que toda la zona, se basa en carnes a la brasa y embutidos.

Para finalizar la ruta siempre puedes terminar después de comer con un paseo por Morella.

Excursiones de fin de semana: Morella y Sant Mateu

Tenía una deuda pendiente con Morella. Llevaba mucho tiempo con ganas de ir y al final lo hemos conseguido.

Morella está situada al norte de la provincia de Castellón, a la altura de Vinaroz pero al interior, casi ya en Teruel, en plena zona del Maestrazgo en la comarca de Les Ports. Fue declarada conjunto Histórico-Artístico en 1963 y actualmente trabaja para su reconocimiento por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Fijáos en la impresionante panorámica que te recibe nada mas llegar a Morella. Se puede apreciar la muralla medieval que rodea la ciudad coronada con el castillo.

Vista panorámica de Morella

Morella es de esos lugares en los que te sientes transportado a épocas pasadas. Cabe decir que esta ciudad ha sufrido todas las invasiones y guerras habidas y por haber: celtas, griegos, romanos, bereberes, reconquista, Guerra de Sucesión, independencia contra las tropas napoleónicas, guerras Carlistas… No se ha librado de nada. Imaginaos la historia que encierran sus rincones.

Acueducto medieval de MorellaPortal de Sant Miquel, MorellaVista rasera del castillo desde el exterior de la murallaPortal de Sant Miquel desde el interior, MorellaPintorescas calles de MorellaBasílica de Santa Maria la Mayor, MorellaCuadro pintoresco de Morella con cruceroConvento de San Francisco, MorellaClaustro del Convento de San Francisco, Morella

Si a algo le he de poner pegas es al acceso al Convento de San Francisco y al Castillo. Se realiza desde el propio Convento, pero apenas hay un pequeño cartel colgado de un caballete de pintor en la puerta. Si no es porque vimos salir gente, no nos hubiésemos acercado. Por 2€ tienes acceso a los dos edificios. Eso sí, prepárate para caminar y caminar, la subida al castillo, pronunciada y más larga de lo que parece, se hace pesada. El paseo completo llevará alrededor de 45 minutos y cuando ya crees que estás cerca de la Plaza de Armas te encuentras con un largo camino de escaleras que te hace llegar derrotado.

Vista del Castillo de Morella desde el Claustro del Convento de San FranciascoCañon en el interior del Castillo de MorellaAcceso a la Plaza de Armas del Castillo de MorellaPlaza de Armas del Castillo de MorellaMorella desde el Castillo con la Porta de Sant Miquel y las murallas al fondoPrisión del Castillo de MorellaRuínas de las salas del Convento de San Francisco desde la subida al Castillo de MorellaCamino de subida al Castillo de MorellaVista del Castillo de Morella desde el Claustro del Convento de San Franciasco

Del castillo cabe decir que fue construido aprovechando la propia montaña, con varias dependencias excavadas en la propia roca de la montaña, una de ellas los calabozos.


Entrada al Monasterio de San Francisco y Castillo de MorellaCalle pintoresca de MorellaCalle pintoresca de Morella

Sant Mateu

Aprovechando el viaje de vuelta y por consejo de Álvaro, alias Rachandras, hicimos una parada en Sant Mateu, declarado Monumento Nacional. La verdad, he de decirlo, esperábamos más, y, si tienes en cuenta que bajábamos de Morella, te parece menos aún de lo que en realidad es. Aún así, es un buen lugar para hacer una parada en el camino.

Murallas de Sant MateuCalabozos, Presión del DemonioFont de la Mare de Deu, Sant Mateu

Lo mejor, sin duda, las murallas medievales que caen hacia el lado del río y fueron restauradas en 1996.

Y eso es todo por hoy, de vuelta a casa a descansar un poco que al día siguiente tocaba trabajar.

Excursiones de fin de semana: Requena y Gandía

Aprovechando que el lunes era fiesta en Valencia, decidimos hacernos alguna excursioncita para aprovechar el largo fin de semana. Pretendo con este post inaugurar una serie de artículos de escapadas de fin de semana a pueblos de la Comunidad Valenciana y alrededores, Cuenca y Teruel sobre todo, porque no todo va a ser trabajo.

Requena

El domingo por la tarde nos pegamos una vuelta por esta bonita ciudad de la provincia de Valencia ya casi en Cuenca. Había estado en bastantes ocasiones por Requena, pero nunca se me había ocurrido hacer algo de turismo, no sabía lo que me perdía.

Situada a unos 60km de la capital de la provincia, Requena cuenta con una zona antigua declarada en 1966 Conjunto Histórico Artístico.

Con un pasado íbero, romano y musulmán, Requena pasa a formar parte del Reino de Castilla durante la Reconquista y, de hecho, fue originariamente parte de la provincia de Cuenca, aunque finalmente prevalecieron intereses geográficos y comerciales y pasó a formar parte de Valencia.

Conocido su casco histórico como el Barrio de la Villa, la zona conserva reminiscencias de sus épocas pasadas con mucha mezcla gótica y barroca. Lástima que no pudimos ver las cuevas subterráneas de origen árabe que siembran el subsuelo de la Plaza de la Villa. Llegamos fuera de horario :(. Volveremos para verlas, sin duda. En las fotos podéis ver algunos puntos destacados.

Su pasado castellano se observa claramente en su gastronomía, más alejada de la cocina valenciana. El producto por excelencia de Requena son los embutidos de cerdo y así tienen su propia Feria del Embutido Artesano y de Calidad.

Plaza del Castillo, RequenaTorre del Homenaje, RequenaIglesia de Santa María, RequenaPlaza de la Villa, RequenaIglesia del Salvador, RequenaPuerta del Ángel, Requena

Gandía

El lunes tocaba desplazarnos a Gandía. Comida con la familia y tarde de paseo por la playa, qué mejor plan. Aunque mis primeros recuerdos en Valencia son en la playa de Cullera, no puedo hacer ascos a un apartamento en primera línea de playa como podéis ver en las dos primeras fotos tomadas desde el balcón. Para mi ésta es la mejor época del año en el Mediterráneo y la Playa de Gandía un lujazo.

Hoy tocaba… arroz al horno, comida valenciana donde las haya, posiblemente más común que la conocida paella ya que no se necesitan utensilios especiales para prepararlo. De rechupete, cuando fuí a hacer la foto de la olla de barro ¡ya estaba vacía!.

Aprovecho para daros algo de envidia con algunas fotos de la Playa de Gandía por estas fechas, sin turistas ni bañistas, impresionante. Buen tiempo, playa y buena comida, ¿qué más se puede pedir?.

Playa de Gandía desde el apartamentoPlaya de Gandía desde el apartamento con parte del jardínVistas del paseo y Playa de GandíaEl Chiringuito, Plata de Gandía, no cualquier chiringuito, el nuestro, el de los quintos fresquitos :)Playa de Gandía desierta, no hay nadie!

Por cierto, el chiringuito no es cualquiera, es el que solemos frecuentar. Ahora que viene el veranito ya se echan de menos esos quintos fresquitos de aperitivo. Mientras tanto aprovechamos la tarde con unas horchatas fresquitas o unos granizados.

De relax en vacaciones: Fallas y Semana Santa

Aunque no lo parezca, los profesionales del sector TI también descansamos, apagamos los portátiles y BlackBerry’s (o casi) y utilizamos el móvil sólo para quedar con los amigos. Es lo que he estado haciendo los últimos días.

Valencia en Fallas

Comenzamos disfrutando de las Fallas el fin de semana. Aquí tenéis el álbum completo de fotos de Fallas. Valencia en Fallas huele a churros y buñuelos y sabe a pasacalles, petardos y caminatas a pié. Si no soportas los petardos ni se te ocurra. Para un gallego como yo lo más impresionante son, sin duda, las mascletàs, no puedes perderte al menos una en la Plaza del Ayuntamiento y otra en alguna falla de barrio, se viven y se sienten mucho más cercanas.

Falla Na JordanaFalla Rocío JuradoIluminación Falla Sueca-Lit. AzorínFalla Convento JerusalemFallas de ValenciaNinot Unicornio, Fallas de Valencia

Fallas es un buen momento también para hacer turismo ya que de paso que caminas para ver fallas te vas cruzando con lo más importante de Valencia. No podéis dejar de pasear por el Barrio del Carmen estos días, os enamorará. Aquí os dejo las estampas más típicas de Valencia.

Lonja de la Seda, ValenciaTorres de Quart, ValenciaIVAM, Instituto Valenciano de Arte ModernoSantos Juanes y fachada posterior del Mercado Central, ValenciaLonja de la Seda, ValenciaMercado Central, ValenciaEstación del Norte, ValenciaEdificio de Correos, Valencia

Después de patearnos Valencia el domingo y lunes, el martes por la tarde decidimos (mi pareja y yo) olvidarnos de la Nit del Foc y de la Cremà y nos vinimos a Pontevedra a pasar las vacaciones con mi familia y amigos, de miércoles a lunes, puesto que estos días también son fiesta en Valencia este año, total seis días, cinco si no contamos el lunes puesto que es el viaje de vuelta.

Cambio de aires

Este año ha habido suerte puesto que casi todos los colegas andaban por aquí y hemos podido comer y beber ampliamente. Antes, por supuesto, hemos pasado horas y horas con mis sobrinitas, Nerea de casi cinco añitos y Aroa de nueve meses recién cumplidos.

No habíamos previsto un cambio de tiempo tan brutal, pasamos de estar a 24º en Valencia y en manga corta desde primeras horas de la mañana a 8º cuando paramos a tomarnos el bocata (cuando viajamos juntos nos gusta parar en un área de descanso y comer tranquilamente al aire libre si el tiempo lo permite, sino nos vamos a alguna cafetería). Esta vez parecía que el tiempo lo permitía pero menudo susto.

Comiendo bajo el frío castellano

Santiago de Compostela

Al llegar a casa de mis padres, más de lo mismo, un frío que pela. Pero a aguantar toca que son vacaciones. El miércoles, aprovechando que la mayoría del país no había comenzado aún las vacaciones y habría poco turista, nos dimos una vuelta por Santiago. Hicimos una ruta típica, entrando por la Porta do Camiño, subiendo hasta la Praza da Quintana, Praterías y Praza do Obradoiro con la catedral. Para la vuelta, bajamos por la Rúa do Franco, recordando tiempos pasados de juergas nocturnas, y regresamos por Rúa do Vilar y Praza do Toural. Santiago siempre impresiona, aunque se te quede la cara morada del frío :).

Praza da Quintana, Santiago de CompostelaPraza de Praterías, Santiago de CompostelaCatedral de Santiago de CompostelaPaxo de Raxoi, Santiago de CompostelaRúa do Franco, Santiago de CompostelaPraza do Toural, Santiago de Compostela

Combarro

El viernes nos acercamos a Combarro a dar una vuelta y a hacernos unas fotos, pero ya se hacía un poco desagradable debido a la avalancha de gente que había. Por cierto, no me han gustado nada las escaleras de madera que han puesto para evitar tener que subir por las piedras de toda la vida, además de no quedar bien inspiran poca confianza. Las fotos no son excesivamente buenas, había demasiada gente. Combarro es mucho más bonito e impresionante de lo que se ve en estas tres fotos.

Vistas de la ría de Pontevedra desde CombarroHórreos de CombarroCruceiro en Combarro

Ya por la noche, churrascada como nos merecemos y a hacer un poco el tonto para bajar la comida. Dejo las fotos de las comidas a Marcos pues ya sabemos que es su especialidad :P.

Para finalizar la noche, algún café y alguna copa mientras manteníamos una animada charla entre buenos amigos.

Pontevedra

El sábado dimos una vuelta por la zona vieja de Pontevedra, paseando y haciéndonos unas fotos. A mi pareja le encanta callejear, qué le voy a hacer, en Valencia apenas lo hacemos y aquí no paramos.

Para quién no lo sepa, Pontevedra es la gran desconocida de Galicia. Tiene el casco antiguo más importante de Galicia después de Santiago.

Entrada a la Praza da Pedreira, PontevedraCallejeando por PontevedraPraza de Méndez Nuñez, con mi colega Valle Inclán, PontevedraPraza de Curros Enríquez, PontevedraEdificio y Convento de San Francisco, PontevedraInmediaciones de la Praza da Ferrería y soportalesCallejeando por Pontevedra, inmediaciones de la Iglesia de San BartoloméPraza da Leña y Museo ProvincialPraza da LeñaCallejeando por Pontevedra, Rúa Figueroa

El casco histórico de Pontevedra está dominado por la piedra, los escudos heráldicos y los soportales, casi todas las plazas los tienen y le dan un encanto especial (además de resguardarte los días de lluvia). Puedes tomarte unas cañas en alguno de los bares de la Praza da Verdura o unas tapas en la Praza da Leña, con su hermoso cruceiro del s.XV. Desde la Praza do Teucro, en homenaje al arquero griego Teucro, fundador de la ciudad según cuenta la leyenda, llegas a la Praza das 5 rúas, centro neurálgico de la marcha nocturna de la ciudad y donde se encuentra la casa donde vivió Valle Inclán.

Las vacaciones ya han terminado, mañana toca viaje de vuelta, y lo peor es que este año, al caer Semana Santa tan pronto, tendrán que pasar más de cuatro meses hasta volver a tener vacaciones.

Editado:
Marcos publica nuestras cenitas aquí, aquí y aquí.